viernes, 14 mayo 2021 23:15

Sánchez comparece por tercera vez ante un Congreso vacío para pedir prorrogar el estado de alarma

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha acudido este Jueves Santo al que es ya el tercer Pleno que celebra el Congreso desde que se decretase el estado de alarma y ha intervenido ante un hemiciclo que deja una estampa similar a la de anteriores ocasiones: poco más de 40 diputados dispersos por todo el Salón de Plenos, apenas unos pocos trabajadores de la casa y sin medios de comunicación.

Antes del inicio de la sesión plenaria, los asistentes a esta nueva cita parlamentaria se han saludado a distancia, conforme a las recomendaciones sanitarias, y se han sentado en sus sitios separados entre sí por al menos dos escaños para evitar nuevos contagios. El Congreso ha llegado a sumar una docena de positivos por covid-19.

El Pleno ha comenzado puntual, a las nueve de la mañana, cuando Sánchez ha subido a la tribuna de oradores para dar cuenta de las últimas medidas sanitarias, económicas y sociales promovidas por su Ejecutivo y lo ha hecho, de nuevo, ante un aforo limitado manteniéndose así el acuerdo que viene aplicándose en el Congreso para que, mientras dure el estado de alarma, sólo acuda al Pleno el 10% de los diputado de cada grupo, con un máximo de medio centenar.

Y efectivamente poco más de 40 diputados han acudido a escuchar al presidente del Gobierno, entre ellos una representación reducida de la Mesa del Congreso y del Gobierno. Junto a Sánchez han acudido al hemiciclo el vicepresidente y líder de Podemos, Pablo Iglesias, y los ministros Margarita Robles (Defensa), Fernando Grande Marlaska (Interior), Salvador Illa (Sanidad) y José Luis Ábalos (Transportes).

HOMENAJE DE ESTADO A LAS VICTIMAS

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado que las víctimas mortales de la COVID 19 tendrán un homenaje de Estado una vez se haya superado la fase aguda de la pandemia.

En el debate en el Pleno del Congreso que debe autorizar la solicitud del Ejecutivo para prorrogar el estado de alarma hasta el 25 de abril, inclusive, Sánchez ha dedicado sus primeras palabras a los fallecidos en España como consecuencia del coronavirus, que roza las 15.000 personas, según el balance oficial.

Sánchez ha subrayado que lo más “estremecedor” de esta emergencia es la muerte “en soledad” de quienes no pueden superar la enfermedad. Y aunque “nada” puede compensar “ese dolor”, el presidente ha avanzado que el Estado les rendirá en su momento “el homenaje que merecen”.