miércoles, 20 enero 2021 17:44

Guardia Civil denuncia a una persona por recoger setas en Burgos y a dos por marisquear en Lepe

La Guardia Civil ha identificado y denunciado en tres personas, una de ellas por estar recogiendo setas en Burgos y otras dos por marisquear de forma furtiva en Lepe (Huelva), por incumplir la orden de prohibición de circulación.

En Burgos, los agentes procedieron a la identificación de una persona por incumplir la orden de prohibición de circulación establecida en el Real Decreto y por infracción al decreto 31/2017 por el que se regula el Recurso Micológico Silvestre en Castilla y León, al recolectar setas superando el límite establecido y carecer de licencia de aprovechamiento.

A esta persona se le ha intervenido cerca de 2 kilogramos de la setas de la variedad conocidas como “perrochicos” (Calocybe gambosa) que ha destruido.

La actuación se desarrolló cuando la Guardia Civil tuvo conocimiento días atrás de la existencia de un video en el que una persona, cara a cámara, “se jactaba de haber pasado un buen día de campo y de haber recogido y seleccionado setas que después cocinaría, saltándose la restricción de circulación que existe actualmente en toda España”.

El denunciado apuntaba a otros ciudadanos “irónicamente” sobre la manera en que debían de recolectarse y que volvería a repetirlo al día siguiente. En las imágenes se podía percibir gran cantidad de estas setas, que una vez pesadas arrojaron un peso superior a los 20 kilogramos.

El Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) investigó los hechos, identificando el lugar desde donde habían sido grabadas las imágenes por lo que se desplazaron hasta el domicilio del autor. Allí verificaron los hechos e intervinieron cerca de 2 kilogramos de hongos de la variedad conocida como “perrochicos”, de gran valor culinario.

Los agentes también comprobaron que carecía de los permisos necesarios (licencia de aprovechamiento) para la recolección de setas y que la recolecta se había llevado a cabo en montes catalogados y en cuantía superior al límite autorizado, que no debe exceder de 3 kilogramos.

Por otro lado, agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA), que prestan servicio en cumplimiento al estado de alarma, sorprendieron a dos personas que se habían desplazado desde Huelva hasta la Playa de la Flecha para marisquear de forma furtiva.

Estas dos personas se encontraban dentro del agua y al ser requeridos por los agentes, no pudieron presentar ningún tipo de licencia que autorizase la actividad del marisqueo. Asimismo, dicha actividad la estaban desarrollando en día hábil y sin estar dados de alta en la Seguridad Social, por lo que fueron denunciados.