sábado, 16 enero 2021 15:34

Gobierno catalán aprueba una “estrategia de actuación” para el regreso al trabajo

El Consejo Ejecutivo del Gobierno catalán ha aprobado este domingo una “estrategia de actuación ante las nuevas medidas de la actividad laboral aplicables a partir del 14 de abril”, cuando se retomará en Cataluña la actividad económica no esencial, según la prórroga del estado de alarma por el coronavirus planteada por el Gobierno.

En un comunicado este lunes, el Ejecutivo autonómico ha informado de que la estrategia para este escenario –la “fase 1 de desconfinamiento”– se articula en cuatro ejes: control sanitario, corresponsabilidad ciudadana, control de aglomeraciones, y adaptación a las necesidades sociales y de colectivos vulnerables.

Según el acuerdo, “el principal riesgo es que se reproduzcan los escenarios de alta ocupación de los transportes públicos que se produjeron en el período del 14 al 29 de marzo”, lo que puede favorecer un repunte de los contagios.

Para evitarlo, los “centros de trabajo (ámbito público y privado), de manera concertada con el Consell de Relacions Laborals” deberán impulsar el teletrabajo, flexibilizar horarios, proteger a los trabajadores con EPIs o asegurar que mantienen las distancias, además de reforzar los sistemas de inspección.

CENTROS DE TRABAJO

“No se podrá ir a trabajar con fiebre. Es importante que se tome la temperatura efectuada por el propio trabajador dos veces al día, y si esta aumenta, avisar al sistema sanitario”, según el plan de actuación.

Cualquier trabajador que presente una temperatura superior a 37,3 grados, o síntomas respiratorios, “deberá aislarse en su casa y en función de la disponibilidad de tests tendrá que solicitar un test PCR”; si da positivo, deberá ser aislado y cursar la baja laboral.

En el “transporte público, los establecimientos y los centros de trabajo”, se deberá llevar mascarilla, si se tiene una, o taparse la boca y la nariz con prendas de ropa o mascarillas caseras; en cuanto a los guantes, solamente deben llevarlos las personas que los necesiten para trabajar.

Se regulará asimismo el acceso a los transportes públicos para limitar la ocupación máxima en un tercio, y se aumentarán las “frecuencias de paso en todas las franjas horarias”.

Los establecimientos comerciales que puedan seguir abiertos deben mantener “las pautas de compra y los mensajes de buenas prácticas” difundidos por Protecció civil de la Generalitat.

CONTROL SANITARIO

La Conselleria de Salud desarrollará, “según el plan de tests”, la estrategia para tomar decisiones asistenciales y poblacionales durante el desconfinamiento.

“Mientras no exista disponibilidad efectiva para la realización de tests masivos” se priorizará en las personas a las que testear, y se preverán distintas acciones en función de la disponibilidad de elementos de prueba en cada momento.

La estrategia también incluye medidas de atención a menores: se incrementa la actividad de los equipos de atención a la infancia y adolescencia para detectar situaciones de riesgo en el hogar y se potencia “aún más la ayuda para la alimentación”.

También plantea, “si es permitente, definir una propuesta de salida regulada limitada en tiempo y distancia cerca del domicilio”, aunque el texto añade a reglón seguido que esta medida cae dentro del ámbito competencial del Gobierno central.