miércoles, 20 enero 2021 23:26

Monago advierte de que el “error” en la gestión “se paga con la vida”

El presidente del Partido Popular de Extremadura, José Antonio Monago, ha afirmado, sobre la situación del coronavirus en la región, que “el error se paga con la vida”, especialmente con la de las personas mayores, por lo que ha resaltado que pese a que se hable mucho de la “desescalada” volver a la normalidad exige hacerlo “con la máxima prudencia”.

Así, Monago ha subrayado que, por los datos que dispone, Extremadura es la comunidad autónoma que registra la mayor capacidad de contagio por persona de España, y a esto se suma que la tasa de multiplicación de casos diarios “sigue aumentando”. Ante esta situación, ha recordado que se prometieron “test masivos” hace semanas para conocer el alcance real de la enfermedad y todavía “estamos esperando”.

Extremadura siempre está en modo espera, está a lo que diga el Gobierno de España“, ha dicho el líder del PP en un video en redes sociales, que ha puntualizado que se puede observar que el Gobierno “no está muy atinado en capacidad de anticipación”. De hecho, con los 40.800 test anunciados, Extremadura tendrá “escasamente para unos pocos días, y si no se mide la gravedad de la pandemia el pretender retornar a la normalidad puede ser como jugar a la ruleta rusa”.

Para Monago, que más del 77 por ciento de los fallecidos en Extremadura sean mayores que estaban en residencias debería haber enseñado que “con los mayores no podemos asumir ningún riesgo más”. Así, ha manifestado que todas las personas que tratan con las personas mayores tienen que estar libres de COVID-19, y los sanitarios “ni un día más sin test porque tienen derecho a conocer si han pasado la infección o quiénes han podido contagiarse recientemente”.

Además, José Antonio Monago ha asegurado que el SES ha dictado unas instrucciones para la realización de los test al personal sanitario, según las cuales, “si hay síntomas, habrá test. Si no hay síntomas, tendrán que esperar”. “Ésas son las normas que se han dictado, por ejemplo, en la unidad de urgencias COVID dice la instrucción literalmente que si la sintomatología que se presenta por el sanitario es compatible con el COVID, que se haga test. Por tanto, sin síntomas no se harán pruebas”, ha remarcado en nota de prensa.

Además, Monago ha recordado que, tal y como dicen los expertos, la vía es testar a todo el personal para detectar los anticuerpos, y en función de ello hacer o no la prueba PCR, que es la prueba diagnóstica “más segura, aunque también la más lenta”.

En este sentido, Monago ha insistido en que si se desconoce actualmente la situación inmunológica de los sanitarios y de quiénes se ocupan de los mayores, se está “jugando a la ruleta rusa”. “Habiendo ciencia, mejor dejar el azar para otra ocasión”, ha señalado el presidente del PP, quien ha abogado por hacer test masivos, “pero hacerlos ya”.

De lo contrario, los ciudadanos se acostumbran a unas curvas que a veces descienden y otras veces suben porque “no se ha hecho un buen análisis”. Así, para Monago, un positivo en una residencia de mayores es una “auténtica bomba de relojería”, y la mejor manera de desactivarla es hacer los test a todo el personal.