jueves, 4 marzo 2021 12:42

Lluvia de críticas a Revilla: indignación ante sus “ridículas” mascarillas

Twitter se ha despertado este lunes a la contra de Miguel Ángel Revilla, el presidente cántabro, por las mascarillas que ha empezado a enviar a la población de la región. La red arde con críticas al político por la mala calidad de estas mascarillas, que califican de “servilletas con un par de cortes a los lados”.

“Gracias Revilla por las mascarillas con las que mandas a la gente a trabajar mañana”, dicen con sarcasmo. “Revilla se ha quedado en marca blanca”, ríen otros. El periodista Antonio Maestre compartía a la noche del domingo un vídeo en el que una mujer analizaba esta mascarilla. “Esta mierda es en la que Revilla ha gastado ciento y pico mil euros. Una servilleta mala de papel doblada”, así describían a este material sanitario en el vídeo.

Maestre entró de lleno en el asunto, asegurando: “Luego saldrá Miguel Ángel Revilla a pontificar sobre lo malos que son los demás y sus soluciones mágicas de vendedor de crecepelos”, dijo. “Es que encima el amigo riéndose de la gente. 85% de protección y certificación dicen que tiene”, añadió el comunicador. “Es un detalle enviar papel higiénico en estos tiempos de escasez”, respondía con sorna un tuitero.

“¿Me podéis decir qué hago yo con esto? Esto es una puta mierda”, es lo que dice un hombre en otro de los vídeos que circulan sobre estas polémicas cubrebocas de Revilla.

REVILLA LAS DEFINE COMO DOBLE TELA

En una comparecencia, Revilla aseguró que estas mascarillas forman parte de un pack de un millón doscientas mil “que pueden solucionar perfectamente el día a día de mucha gente que tiene que salir a las compras, etc”. El importe de estos materiales habría sido pagado íntegramente por Banco Santander, como recoge La Vanguardia. Correos se encarga de hacerlas llegar a cada domicilio.

Otros comentan que, además de la aparente inutilidad de estas mascarillas, podrían llegar a resultar peligrosas, ya que dificultan la visión por la altura a la que quedan de los ojos: “No sé si protegerán del bicho, pero alguno se traga una farola fijo”, escribe un tuitero.

De esta forma se han viralizado las ‘mascarillas’ que está recibiendo la ciudadanía cántabra, totalmente anonadada ante la mala calidad de estas.

En realidad, el propio Revilla puntualizó en la Sexta Noche hace una semana que eran una “doble tela”, por lo que no las definió como mascarillas. Explicó que se repartirían estos materiales mientras se hacían esfuerzos por entregar mascarillas “más sofisticadas”. El presidente de Cantabria explicó que, aunque no son “una maravilla”, “valen” para su función.