miércoles, 19 mayo 2021 05:47

Primer fiasco: El desastre improvisado del reparto de mascarillas de Madrid

El Gobierno ha improvisado cada minuto tras la vuelta al trabajo. La Comunidad de Madrid pedía desde el pasado viernes organización en todos los sentidos, especialmente en el reparto de mascarillas a los ciudadanos. Pero los primeros días han dejado claro que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha improvisado un desastroso plan orquestado desde la Delegación del Gobierno de la Comunidad. Tanto, que hasta José Manuel Franco, delegado del Ejecutivo en la autonomía de la capital, ha salido a desmentir que se vayan regalar mascarillas tan solo un día después de que empezara el reparto.

No solo se han destinado agentes de la policía municipal y nacional que estaban ayudando a desinfectar residencias a repartir mascarillas en las bocas de metro como flyers de una discoteca, sino que los puntos de reparto han sido fallidos. Donde hacían falta más material, se carecía de él. Y donde se llevaron cajas y cajas de mascarillas, sobraron una cantidad ingente. Tal fue el desastre improvisado que incluso han surgido acusaciones que dicen que Delegación de Gobierno tiene intención de devolver el material, a lo que Franco ha salido al paso para negar contundentemente.

En cualquier caso, es cierto que el domingo pasado miembros del gabinete de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, se reunieron con Franco para pedir medidas concretas, un plan de acción y sobretodo que el Ejército ayudara en las labores de entrega de material a los trabajadores. Franco se negó, destinó recursos para ese reparto y encima se vio con que ese plan improvisado en cuestión de horas salió mal.

Hasta el consejero de Transportes de Ayuso, Ángel Garrido, ha reconocido esta semana que la entrega de material en el Metro ha sido un desastre. Todo, por la falta de un plan concreto.

Las mascarillas son desechables y no se recomienda su uso durante más de 4 horas. Pero en estos dos días han sobrado muchas en algunos puntos de reparto. Tanto, que fuentes cercanas a Delegación de Gobierno aseguran que existía un plan por el que devolver parte del material ante la falta de caras que cubrir en plena pandemia. Sin embargo, cuando ese supuesto bulo cogió notoriedad entre las filas de Franco, Delegación del Gobierno saltó como un miura a desmentir que eso se fuera a realizar.

“Delegación del Gobierno de la Comunidad de Madrid no ha dado orden alguna a los ayuntamientos de Comunidad de Madrid para devolver mascarillas sobrantes. Delegación del Gobierno de la Comunidad de Madrid no solo desmiente tal bulo sino que ha pedido que se sigan distribuyendo a los usuarios hasta fin de existencias”, ha detallado el delegado.