lunes, 14 junio 2021 23:00

Detenidos por saltarse el confinamiento para ir a la playa y usar el coche

La Guardia Civil ha detenido a tres personas por saltarse el confinamiento para llevar a cabo actividades no permitidas durante el estado de alarma por coronavirus. Además, una senderista accidentada ha tenido que ser rescatada cuando hacía lo propio en Mallorca.

La primera de las actuaciones ha tenido lugar en Escacena del Campo (Huelva). Agentes de la Benemérita recibieron una llamada alertando de que en esta localidad onubense un conductor se encontraba realizando derrapes por las calles de una urbanización.

Alertados por este hecho, una patrulla se desplazó hacia la misma, donde pudieron encontrar a dos personas cambiando la rueda de un vehículo. En ese momento se procedió a su denuncia por incumplir el confinamiento decretado durante el estado de alarma.

Tras las posteriores investigaciones, la Guardia Civil pudo constatar que el autor de los derrapes tiene una suspensión temporal del permiso de conducción. Además, cuenta con varios antecedentes por delitos contra la seguridad vial e infracciones al Reglamento General de circulación.

Por este motivo continúan las investigaciones por su implicación en un delito de seguridad vial, al conducir un vehículo pese a que por decisión judicial está privado de ello.

EN LA PLAYA DURANTE EL CONFINAMIENTO

En otras dos intervenciones desarrolladas en dos playas de Guardamar del Segura (Alicante), la Guardia Civil ha identificado y denunciado a dos personas. Una de ellas por estar dándose un baño y la otra por practicar surf.

Los agentes recibieron dos llamadas telefónicas de ciudadanos anónimos advirtiendo de sendas situaciones, indicando que desde sus ventanas podían ver las actividades acuáticas que, respectivamente, estaban realizando los denunciados.

El primer caso se trata de un hombre que decidió a acudir al área conocida como “las casas de pescadores” para disfrutar de un baño. Esta zona, por sus características, no es posible visionarla desde la carretera, ya que hay viviendas que así lo impiden. Sin embargo, la alerta de un vecino permitió a los agentes desplazarse al lugar. Una vez alli procedieron a realizar su propuesta para infracción por incumplir las restricciones de movilidad impuestas por el estado de alarma.

La segunda infracción es la realizada por un surfista, que acudió a una zona de zonas de complicado acceso y con un tráfico restringido para vehículos. Esto hizo que los guardias civiles tuviesen que bordear en su vehículo la zona del puerto de la localidad alicantina. Posteriormente continuaron a pie hasta alcanzar al infractor.

Cuando fue identificado por los agentes, el varón aseguró que desconocía que estaba prohibido hacer deporte dentro del agua. Al igual que en el caso anterior, fue propuesto para infracción por incumplimiento del confinamiento.

Sorprendidos en la playa saltándose el confinamiento
La Guardia Civil sorprendió a un bañista y un surfista en las playas de Guardamar del Segura (Alicante) saltándose el confinamiento.

RESCATADA UNA SENDERISTA EN MALLORCA

Caso diferente es el de una mujer que tuvo que ser rescatada tras tener un accidente practicando senderismo en la zona montañosa de Cavall Bernat, en Pollença (Mallorca).

El suceso tuvo lugar después de que la mujer decidiese hacer caso omiso del confinamiento por el estado de alarma por coronavirus. Decidió acudir a la montaña a hacer senderismo junto a su perro y se vio en una situación de emergencia que exigió la presencia de los Bomberos de Mallorca.

El 112 recibió un aviso en el que se informaba de una persona que se encontraba en Cala Boquer y que estaba escuchando gritar a otra pidiendo auxilio. En ese momento se movilizaron los equipos de rescate, que iniciaron la ascensión de la montaña. Una hora y media después, los especialistas lograron alcanzar el lugar en el que escuchaban los gritos.

Para poder proceder a su rescate tuvieron que instalar cuerdas, que les permitieron descender mediante rapel por la otra cara de la montaña. Así pudieron llegar hasta el lugar donde se encontraba la accidentada. La mujer presentaba heridas por todo el cuerpo, además de un gran traumatismo en una de sus rodillas que le impedía caminar. Junto a ella se encontraba su perro.

CONDICIONES ADVERSAS

Tras asegurar en la camilla y después de tres horas de porteo por un terreno complicado, los rescatadores llegaron al lugar en el que se encontraban otros cuerpos de seguridad como Protección Civil, Policía Local y la ambulancia, que se hizo cargo de la mujer. Para ello han tenido que hacer frente a las condiciones meteorológicas adversas por la lluvia intensa. Además, los especialistas también ayudaron al perro a salir del lugar.

El rescate fue llevado a cabo por el equipo de rescate del GREIM y Bomberos de Mallorca. La Guardia Civil, por su parte, ha denunciado a la mujer por saltarse el confinamiento decretado por el estado de alarma. Además de provocar un grave perjuicio era reincidente, ya que fue denunciada en otras dos ocasiones anteriores por incumplir las restricciones de movilidad.

118 DETENIDOS Y 10.888 SANCIONADOS POR INCUMPLIR EL CONFINAMIENTO

Este lunes, los agentes de la Guardia Civil y la Policía Nacional han detenido a 118 personas y levantado 10.888 propuestas de sanción por infracciones a las normas de confinamiento.

Los portavoces de los respectivos cuerpos destacaron la normalidad a la hora de distribuir las mascarillas en los transportes públicos. En todos los nodos de transporte de España se mantiene una presencia activa de la Policía Nacional.

En lo que respecta al control de las fronteras terrestres con Francia y Portugal, este lunes se anunciaba el control de 9.208 personas y 6.516 vehículos. En los controles se ha denegado la entrada al país a 232 países.

CIBERESTAFAS

Por otro lado, desde la Policía Nacional se mantiene la lucha contra la ciberdelincuencia durante el estado de alarma. Por ello se ha alertado de una campaña masiva de intentos de ciberestafa mediante sextorsión.

La Guardia Civil, por su parte, también está trabajando contra el phising. En este sentido advierte a los ciudadanos sobre dos casos que se están dando en la actualidad. Por un lado, una estafa en la que se suplanta a una empresa suministradora de energía y otra que lo hace con una entidad bancaria.

En el primer caso se están recibiendo correos electrónicos donde supuestamente se ofrece la devolución del importe de la última factura por el COVID-19. Para ello busca que el usuario haga clic en un enlace malicioso con el fin de sustraer datos bancarios.

El segundo remite a los clientes e-mails en los que se asegura que, para mejorar la salud de sus clientes, se ingresarán 300 euros en su cuenta para comprar detergentes para la familia. Buscan que la víctima haga clic en el enlace donde se solicitan los datos de acceso a su banca online.