Los estragos que provoca el estrés por coronavirus en tu piel

El estrés, el mal del siglo XXI, no solo afecta a las canas, también tiene un efecto directo sobre la salud de la piel. A ello se le suma que cada piel muestra esa acción de una forma diferente. El confinamiento y la falta de sol no ayudan a liberar estrés, sino que lo intensifican, modificando nuestro sistema inmunológico, haciendo que las defensas de la piel bajen y aumentando la presencia de adrenaliza y corticoides. Todo ellos provoca grandes problemas en la piel. Atento, porque te mostramos cuáles son los estragos que provoca el estrés por coronavirus en tu piel.

ENVEJECIMIENTO PREMATURO

El confinamiento está generando el cuadro perfecto para que la piel envejezca prematuramente. El estrés de no poder salir, de tener que conciliar, de perder a seres queridos y no poder despedirse, de no ver más que por pantalla a familia y amigos, y el temor a salir y contagiarse, llevando el mal a casa, afectan directamente al bienestar de la piel mediante el envejecimiento prematuro.

El estrés hace que el colágeno y la elastina, los responsables últimos de la firmeza de la piel, se descompongan con mayor intensidad. Aquí también actúa la ansiedad que genera el estrés por coronavirus, que anula también cualquier efecto del ácido hialurónico, dañando el ADN celular, y provocando mayor mortalidad de la que el organismo es capaz de sustituir.

piel envejecida - estragos estrés coronavirus en piel