domingo, 9 mayo 2021 22:15

Lambán se reune para abordar la salida de la crisis y reconoce “errores”

El presidente de Aragón, Javier Lambán, ha anunciado durante su intervención ante el pleno de las Cortes autonómicas que convocará este viernes, 17 de abril, por vía telemática, a grupos parlamentarios, ayuntamientos y agentes sociales a una primera “toma de contacto” para tratar sobre el plan aragonés de recuperación social y económica para hacer frente a la crisis ocasionada por la pandemia del coronavirus.

Ha esgrimido que es momento “de transversalidad, colaboración y grandes acuerdos” y “ojalá todos estemos a la altura de las circunstancias”. Lambán ha comparecido a petición propia para informar sobre las medidas del Gobierno de Aragón durante el estado de alarma.

Ha dicho que nadie pensaba “que esto iba a ocurrir” y, por su parte, ha reconocido que se han cometido “errores” y “hemos incurrido, a veces, en improvisación debido al desconocimiento de a qué nos enfrentábamos y pido compresión” y “disculpas”.

No obstante, ha defendido que el Ejecutivo autonómico ha actuado con “transparencia” y ha advertido de que “todo nuestro mundo está en riesgo” ante una crisis que “desborda” la capacidad de respuesta de cualquier gobierno y que “deja pequeñas a las ideologías de cualquier signo”.

A su entender, la composición cuatripartita del Gobierno de Aragón hace que esta Comunidad “esté mejor preparada” para lograr “soluciones transversales que transciendan lo ideológico”.

“No preveo que ningún grupo de fuera del Gobierno esté imposibilitado para participar de este tipo de planteamientos” y ha hecho mención expresa a Vox, en respuesta a su portavoz: “No seré yo quien ni antes, ni ahora, ni después plantee ningún cordón” porque “les considero representantes del pueblo aragonés con la misma legitimidad que todos los que estamos aquí”, ha sostenido Lambán.

LIBRO BLANCO

El presidente aragonés ha comentado, sobre la reunión de este viernes, que sería “poco serio, responsable, respetuoso que el Gobierno fuera con las recetas elaboradas para que ustedes se limitaran a firmarlas” y por eso ha abogado por iniciar un proceso “como un libro blanco”, aunque se disponga de poco tiempo, un plan que debe ser complementario al desarrollado por el Gobierno central. “Las principales políticas tendrán que ser españolas y europeas y Aragón acomodarlas a su propia realidad”, ha apostillado.

También ha informado de la creación de un grupo de trabajo impulsado desde el Departamento de Economía, que se reunirá este jueves, para “anticipar” el impacto económico en cada sector y subsector y apuntar “cuáles pueden ser las soluciones”, donde “lo público tiene un papel fundamental”, pero se precisa también de la colaboración privada.

Ha defendido la necesidad de “acometer una simplificación administrativa en el arranque de la actividad económica”, en materia de turismo se trabaja en líneas de ayudas y campañas porque Aragón, “por sus características, podría reactivarse antes” en este sector que en otras zonas del país.

Por su parte, el Departamento de Agricultura elabora, junto a las organizaciones agrarias, una orden “para organizar la recogida de la fruta, flexibilizando al máximo el decreto aprobado al respecto por el Gobierno central”.

Lambán ha dicho que la fiscalidad deberá ser la “adecuada” para “tener unos servicios sociales y sanitarios robustos”, que “pasa por que pague quien más tiene”. Además, ha opinado que hay que “concitar más esfuerzo” en la investigación, “no solo desde las Comunidades autónomas, sino, sobre todo, por parte del Gobierno de España y de la comunidad internacional” y reforzar también la industria farmacéutica.

SANIDAD

El presidente ha considerado que el sistema sanitario aragonés “ha resistido con mucho éxito esta prueba de estrés” y ha asegurado que el Gobierno de Aragón “tiene resuelto el suministro” de materiales de protección y de respiradores “para lo que queda por delante en la gestión de esta crisis”, tanto por el stock con el que cuenta, como por disponer “de mecanismos para aprovisionarnos de lo que necesitamos”.

Según ha concretado, se han recibido 856.000 mascarillas del Gobierno de España y otros 3,7 millones han sido adquiridas por el Gobierno de Aragón. El stock actual es de 1.190.000 en el almacén de la Plataforma Logística de Zaragoza y 1.414.000 en el del Servicio Aragonés de Salud (Salud), además de otros dos millones pendientes de recibir.

Tras manifestar que el contagio de los profesionales “nos ha quitado el sueño” y protegerlos “ha sido una de nuestras máximas preocupaciones”, ha reconocido que tuvo una “pequeña incursión verbal a la hora de juzgar determinadas decisiones judiciales, que reconduje, aunque creo que tenía razón para estar molesto, pero no me exprese correctamente”.

Además, ha indicado que el Salud ha realizado 1.498 contratos nuevos ordinarios –eventuales y de sustitución– y 118 contratos extraordinarios a médicos jubilados, estudiantes de último año de medicina y enfermería, permitiendo “afrontar esta pandemia”.

Ha añadido que en el registro de muertos por COVID-19 se han contemplado “todas las variables” y en el caso de las residencias se ha contabilizado a todos aquellos que tuvieran síntomas compatibles, aunque no se les hubiera hecho la prueba.

Lambán ha precisado que en estos centros, donde vive la población más vulnerable a este virus, la media de plazas en Aragón está por encima de la nacional y en fallecidos en estos establecimientos por debajo, para sostener que con pruebas o sin ellas se ha tratado igual a quienes eran sospechosos de sufrir la enfermedad, que a los casos confirmados.

El presidente autonómico ha agradecido el trabajo de todos alcaldes de Aragón y ha comentado que si hay que poner a alguno “bajo palio” es a aquellos que han conseguido que en sus residencias “no hayan muerto nadie, como Cedrillas o Ejea de los Caballeros”.

DIÁLOGO

El portavoz del PSOE, Vicente Guillén, ha agradecido la colaboración de las fuerzas políticas, a las que el Gobierno ha respondido con “diálogo y transparencia” y ha esgrimido que “sin impuestos, no se fortalece” el sistema público de salud, ni los servicios sociales.

El portavoz del PP, Luis María Beamonte, ha pedido “todo el apoyo económico y fiscal para recuperar la productividad”, ha expresado su apoyo al Gobierno, si bien ha lamentado la falta de previsión en materiales y pruebas.

El portavoz de Ciudadanos, Daniel Pérez, ha apelado a la “sensatez, moderación y buscar el máximo consenso” mediante un “pacto de la reconstrucción”, para advertir de que “los sacrificios y las renuncias van a ser inevitables y cuando antes lo digamos, mucho mejor”.

El portavoz de Podemos-Equo, Nacho Escartín, ha sostenido que el esfuerzo se debe centrar “en evitar más muertos y dolor” y ha apostado por “actuar desde lo local, pero fortalecer la cooperación internacional”, con una “gobernanza global más rigurosa en los diagnósticos”.

La representante de CHA, Carmen Martínez, ha abogado por la “unidad de acción política para poder conseguir tener una sociedad más igualitaria”, así como favorecer la investigación, y el de Vox, Santiago Morón, se ha mostrado dispuesto a “llegar a consensos y acuerdos más allá de los intereses políticos”, pero “los antecedentes no son buenos” porque “el cordón sanitario ha funcionado”.

El portavoz del Partido Aragonés, Jesús Guerrero, ha pedido “unidad de acción”, saber “cuánto va a llegar” a la Comunidad autónoma desde el Gobierno de España y Europa, “no dejar de lado a los más vulnerables”, ni al medio rural e impulsar digitalización, ciencia y “un mundo más sostenible”.

El diputado de IU-Grupo Mixto, Álvaro Sanz, ha considerado que hay que “blindar los servicios públicos”, “superar las políticas de austeridad”, con “sacrificios compartidos y una reforma fiscal”, y cambiar el modelo productivo.