sábado, 12 junio 2021 23:13

Almeida, “doblando el lomo” en Vallecas mientras Iglesias presume de jardín

Si hay alguna duda de que el alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, se está ganando a los madrileños cada día no había más que darse un paseo por el barrio de Vallecas el pasado lunes. Se podría acusar al alcalde de “oportunista” o de querer dar un golpe de imagen, pero lo curioso es que se presentó sin equipos de prensa ni cámaras en una parroquia del barrio y se dedicó a repartir comidas para los más necesitados durante tres horas. Esto la misma semana en la que el vicepresidente del Gobierno Pablo Iglesias presumía de la suerte que tenía por tener un jardín (de 2.000 metros cuadrados) mientras había gente, como los de su antiguo barrio, que estaban confinados en pisos de 60 metros cuadrados.

La expresión de algunos de los sorprendidos que vieron a Almeida trabajando en la parroquia de Vallecas no dejaban indiferente: “Se ha presentado sin equipos de prensa y lleva tres horas doblando el lomo”, decía uno de ellos. Todo empezó a mediodía del lunes, cuando el párroco de San Pedro Regalado pidió ayuda para descargar, organizar y repartir los productos de alimentación. Y apareció Almeida por sorpresa con algunos voluntarios y descargaron seis toneladas de un camión del Banco de Alimentos.

Al otro lado de la Comunidad estaba Iglesias, en su chalet de Galapagar, mientras presumía de que menos mal que tenía un jardín en el que podía disfrutar y desahogarse del confinamiento. Y aunque aún no se ha visto al vicepresidente a pie de calle, sí que ha conseguido una renta mínima para las familias más desfavorecidas que se pondrá en marcha en mayo.

Pero volviendo al hecho de Almeida, al grupo de voluntarios que descargaban el camión se sumó Joaquín Vidal, jefe de prensa del alcalde, Paloma García Romero, delegada de Obras Públicas, Álvaro González, concejal presidente del distrito de Carabanchel, Loreto Sordo, concejal presidente de los distritos de Moncloa-Aravaca y Usera, y Borja Fanjul, concejal presidente de Puente de Vallecas.

Este gesto podría haberse considerado electoralista, pero no lo fue ya que Almeida apareció sin avisar a los grupos de periodistas que suelen orbitarle. Su forma de afrontar la crisis del coronavirus ha gustado a muchos, incluso a la oposición. El expresidente del Gobierno Felipe González ha sido el primero en declarar que estaba muy conforme con la gestión y la actitud de Almeida. Y ahora, los gestos se siguen sumando a su figura, que parece haberse convertido en la estrella del Partido Popular de la que hasta Pablo Casado presume ante las cámaras para dar credibilidad y valor al PP como alternativa.

Entre tanto, la comparación del alcalde de Madrid se deja sentir por las calles de la capital. Quien ha descargado alimentos en Vallecas ha sido Almeida, no Iglesias, que al parecer no se salta el confinamiento para estar con “el pueblo”, sino para acudir a reuniones de alto nivel y para lanzar algunas declaraciones que en el contexto actual desentonan, como que menos mal que tiene un jardín del que disfrutar junto a sus hijos.