viernes, 25 junio 2021 12:13

Celaá: ningún país reacciona mejor que España a suspensión de clases

La ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá, afirma que ningún país ha reaccionado mejor que España a la suspensión de las clases presenciales por la pandemia del coronavirus, y ha elogiado al profesorado por haber dado “el salto de gigante” que supone la enseñanza a distancia “sin tener un plan de contingencia preconfigurado”.

En una entrevista por videoconferencia a Europa Press, Celaá ha admitido que el sistema educativo español no estaba preparado para adaptar toda la docencia de la noche a la mañana como sucedió hace un mes cuando el Gobierno decretó el cierre de todos los centros educativos por el Estado de Alarma, una medida que ha afectado a más de diez millones de estudiantes de todas las enseñanzas.

“Nosotros, igual que el resto de los sistemas educativos de los países de nuestro entorno, tenemos una modalidad de educación presencial. Ningún otro sistema educativo ha sido más capaz que el sistema educativo español para ponerse en marcha 24 horas después y sustituir la actividad presencial por una actividad a distancia. Y aquí es preciso elogiar la labor del profesorado“, subraya la ministra de Educación y Formación Profesional.

Sin embargo, la ministra de Educación sugiere a los docentes reducir la carga lectiva de los estudiantes durante el confinamiento. “Yo estoy muy satisfecha en relación a la respuesta de los docentes. Una respuesta que obviamente ha de ser mejorada también, porque a lo mejor hay que disminuir la magnitud de las tareas y mejorar la interacción con los alumnos”, ha precisado Celaá.

Un día después de proponer a las comunidades autónomas medidas como la promoción general de curso o que el tercer trimestre escolar sirva de repaso y refuerzo para evitar que la pandemia tenga un impacto negativo en los resultados académicos del alumnado, Celaá señala como una prioridad la atención a los escolares que no siguen la educación a distancia por motivos socioeconómicos.

“Lo que nos preocupa y debe ser objeto de preocupación es tratar de conectar con aquellos alumnos que están todavía desconectados. Hemos de identificarlos, saber qué problemas tienen, para proporcionales el recurso que precisan para poder seguir recibiendo conocimiento“, explica Celaá.

“Todavía tenemos hogares sin acceso a internet, pocos gracias a la labor que se ha hecho en banda ancha y al programa Escuelas Conectadas con inversiones importantes en fibra óptica, y eso nos permite tener un respiro”, según la ministra de Educación. “Eso no quiere decir que no haya brecha, hay alguna no muy grande en porcentaje, pero ese porcentaje son algunos miles de alumnos y es preciso considerar esas anomalías y diferentes situaciones”, apostilla.

La ministra asegura que las comunidades autónomas están repartiendo 100.000 ordenadores portátiles que se encontraban sin uso en los clausurados centros educativos para facilitar la conexión de los estudiantes con menos recursos, y ha destacado iniciativas como la programación educativa que está emitiendo de lunes a viernes Televisión Española para paliar la interrupción de las clases presenciales.

“Estamos haciendo de la necesidad virtud”, sostiene Celaá, que en la entrevista a Europa Press ha reivindicado el programa Escuela 2.0 promovido por el expresidente socialista José Luis Rodríguez Zapatero como “el sustrato del avance del sistema educativo español en materia digital” que ha facilitado la enseñanza a distancia tras la declaración del Estado de Alarma.