viernes, 17 septiembre 2021 11:46

Empresarios de la dependencia piden una investigación «bien hecha»

Empresarios de la dependencia han solicitado a la Fiscalía General del Estado que realice una investigación «bien hecha» y «a fondo» en las residencias españolas «para ver quién es el responsable». La Fiscalía ha anunciado este viernes 17 de abril que ha abierto una investigación penal a 38 residencias de ancianos.

«Nos sentimos totalmente olvidados, los políticos nos han olvidado y el Sistema de Sanidad nos ha olvidado», ha señalado a Europa Press el presidente de la Federación Empresarial de la Dependencia (FED), Ignacio Fernández-Cid, después de que la Fiscalía informara de la existencia de 38 diligencias de investigación penal abiertas respecto a la situación existente en residencias de ancianos a raíz de la pandemia por Covid-19, sin perjuicio de las investigaciones previas ya abiertas en diferentes juzgados de la geografía española.

En este contexto, Fernández-Cid, ha resaltado que cuando salgan las cifras reales «habrá que buscar a los responsables» porque todas las actuaciones «tienen un coste», por lo que se ha mostrado «totalmente a favor» de que se investigue.

«Si después de una investigación, que lo dice un juez, no hay consecuencias políticas entonces es gravísimo», ha sentenciado el presidente de la FED, al tiempo que ha añadido que la sociedad «tiene que enterarse de lo que está pasando realmente» porque, a su juicio, «no sabe nada».

Por ello, ha defendido que se hagan unas investigaciones «bien hechas» y «sacar a la luz» cómo médicos de atención primaria han acudido a las residencias «solo a ver expedientes». «No se han dignado a ver a los mayores. Habrá que sacar a la luz las llamadas de urgencia que hemos estado haciendo a los hospitales y han pasado olímpicamente de nosotros», ha criticado.

No obstante, Fernández-Cid se ha mostrado «tremendamente sorprendido» ante estas investigaciones tras haber pedido al Sistema Público de Salud que les «eche una mano». «Han mirado hacia otro lado y ahora pretenden pedirnos responsabilidades a nosotros, nos parece surrealista», ha comentado.

«No nos atienden, no nos hacen caso, esperemos a que salgan las cifras reales porque todas estas actuaciones tienen un coste», ha afirmado.

Para el presidente de la FED, la justicia «es muy potente» y cuando llega «fulmina». «Pero que llegue, que cuando de verdad empiecen a salir las cifras de este escándalo y salgan las cifras reales nos echaremos todos las manos a la cabeza«, ha sentenciado.

Asimismo, ha recordado que desde el principio se fijó a las personas mayores «como las más vulnerables ante una pandemia letal» y los más vulnerables «son los que viven en las residencias, las personas dependientes». En este punto, ha afirmado que para las residencias «no se ha hecho nada» por parte de las administraciones públicas.

«Se ha colapsado el sistema funerario y nos han echado la culpa de que acumulábamos cadáveres y los mezclábamos con los residentes», ha apuntado Fernández-Cid.

UNA INVESTIGACIÓN PARA QUE «SALGA LA VERDAD»

En la misma línea, la presidenta del Círculo Empresarial de Atención a Personas (CEAPS), Cinta Pascual, ha exigido «que se investigue y que salga la verdad». «Cuando salga la verdad se verá el abandono que hemos tenido, queremos que salga la verdad y toda la verdad», ha señalado a Europa Press.

En concreto, ha hecho referencia a que durante un mes las residencias han estado «abandonadas» y ha dicho que en esos 38 centros «lo que deberían de hacer es ayudar». «Era totalmente imposible aislar a las personas con síntomas sin PCR, si estos síntomas se conocían desde la Sanidad Pública somos nosotros los que tendríamos que denunciar a las Administraciones Públicas», ha criticado.

En sus palabras, es «increíble que no se sumen esfuerzos» para seguir ayudando a estas residencias «cuando hay tantas en España sufriendo». «Con lo que hemos sufrido para superar esta situación me parece una vergüenza mandar a la Fiscalía. Estamos sufriendo, trabajando hasta la saciedad», ha lamentado.

La presidenta de CEAPS ha afirmado que han llamado a funerarias y a médicos y que «han tardado tres días en llegar», por lo que se han sentido «totalmente abandonados».

Además, ha resaltado que han tenido que rellenar «hasta tres y cuatro documentos» para que llegaran los Equipos de Protección Individual (EPIS) y que los test de diagnóstico de PCR han llegado «un mes después de la crisis». «Ya saldrá el abandono que ha habido durante un mes, somos los primeros que queremos que se sepa», ha concluido Pascual.