miércoles, 23 junio 2021 19:06

Iglesias eleva la presión: Ahora quiere que la renta mínima no sea temporal

  • El vicepresidente del Gobierno ha anunciado que la renta mínima entrará en vigor en mayo.
  • Iglesias ha conseguido que Nadia Calviño y los moderados del PSOE pasen por el aro.
  • La medida será temporal y no para todos los españoles, solo los más vulnerables.
  • El vicepresidente del Gobierno Pablo Iglesias se ha marcado otra muesca en su revólver. El presidente está entregado a la política social de la formación morada y el líder de Unidas Podemos quiere dar un paso más en los logros conquistados. Ya ha conseguido que la otra vicepresidenta Nadia Calviño y el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, pasen por el aro sin estar del todo de acuerdo con la renta mínima. Y aunque, de momento, será temporal desde que se aplique en mayo, el equipo de Iglesias ya trabaja para convertirla en un derecho social troncal para los que tengan menos ingresos.

    El vicepresidente social ha vendido la medida como un éxito de la sociedad, pero es suya. Por eso se ha dignado a anunciarla él desde su cuenta de Twitter como un logro que no ha sido fácil, ya que se ha encontrado con la oposición del ala moderada del PSOE desde el primer momento. Sin embargo, el visto bueno de Europa para algo que consideraban hace un par de años de corte bolivariano, a lo que incluso el exministro popular de Economía Luis de Guindos ha dado el aprobado, ha hecho que Iglesias imponga una de sus medidas estrella con las que irrumpió en la política nacional.

    Calviño y Escrivá han pasado por el aro, sí, pero no sin imponer un par de cuestiones clave que han convertido en agridulce la victoria de Iglesias. En primer lugar, que sea temporal y se atañe al periodo de crisis que generará el coronavirus. Y en segundo lugar, que no todos podrán beneficiarse de la renta mínima, por lo que no será universal, como quería Iglesias desde un primer momento.

    [td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”102871″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

    La medida entrará en mayo, según han detallado desde el Gobierno, o al menos eso esperan, ya que van a agilizar todos los trámites burocráticos. Y aunque no se ha detallado cómo será en todo detalle, se estima que el importe de la renta mínima será de alrededor de 590 euros al mes y que se beneficiarán de ello hasta un millón de familias españolas.

    “Todo está listo para que los equipos de la vicepresidencia de Derechos Sociales y del ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones mantengan nuevas reuniones, como llevamos teniendo ya desde hace días para terminar de definir los detalles de este sistema de protección social, que está llamado a convertirse en un nuevo derecho social nuclear de nuestro estado del bienestar y de nuestra democracia”, ha detallado Iglesias.

    “Esta no es una victoria del Gobierno de coalición, ni tampoco de Unidas Podemos; es una victoria de todos los colectivos que durante muchos años han trabajado contra viento y marea para poner sobre la mesa la necesidad de una renta mínima”, ha asegurado este jueves.

    La postura de Europa a la hora de que Sánchez cediera ante Iglesias ha sido clave. Hace años era impensable que se llevara a cabo una medida más propia de Venezuela, según aseguraban entonces los liberales europeos. Sin embargo, el hecho de que la crisis de 2008 acabara con el poder adquisitivo de muchos españoles e impusiera salarios mucho más bajos de lo esperado para poder ahorrar ha convertido la renta mínima en una necesidad que hasta los economistas más liberales como el exministro y ahora vicepresidente del Banco Central Europeo, Luis de Guindos, lo vea con buenos ojos.

    La clave para los liberales es que sea temporal y no universal. Eso hará que haya países cuyos niveles de pobreza y exclusión social no se disparen y paliará las consecuencias de una crisis económica con pocos precedentes. Sin embargo, Iglesias quiere profundizar más en la medida y convertir la renta mínima en un derecho universal, ya que, considera, ese será su legado político para España. Pero hay sectores muy potentes que están en contra como la CEOE, Cepyme o el ala moderada del PSOE liderada por Calviño que no se lo pondrán fácil.