viernes, 18 junio 2021 02:39

Revilla pide afrontar la crisis con “el mayor consenso posible”

El presidente de Cantabria, Miguel Angel Revilla, ha destacado hoy la necesidad de alcanzar pactos políticos, tanto a nivel nacional como en las comunidades autónomas para afrontar con “el mayor consenso posible” la recuperación económica tras el paso de la epidemia de coronavirus.

A la vez, ha reiterado que Cantabria ha sido “la comunidad autónoma mejor preparada” para afrontar la crisis sanitaria, porque hasta en los momentos más críticos ha tenido siempre un “remanente” de camas, UCIs y respiradores. Y ha defendido que Cantabria es “una de las regiones que mejor puede afrontar el desconfinamiento por la dispersión de la población”.

A preguntas de los medios en una rueda de prensa telemática junto con el vicepresidente, Pablo Zuloaga, Revilla ha señalado que los españoles reclaman unidad política para afrontar la situación excepcional provocada por la pandemia de coronavirus, y aunque le parece “complicado” encontrar unos “mínimos” que pongan a todos de acuerdo, ha subrayado que está “totalmente a favor de un pacto a nivel de España y de la comunidad autónoma”.

Así, ha considerado “oportuna y aceptable” la propuesta de pacto lanzada este viernes desde Ciudadanos Cantabria, y ha explicado que por eso mismo el Gobierno de Cantabria está siendo “muy transparente” y ha sometido su plan de choque, que es una “reestructuración presupuestaria”, a la participación de los agentes económicos y sociales y se lo presentará también a los grupos políticos del Parlamento.

“Creo que los españoles están pidiendo eso en estos momentos”, ha dicho Revilla, quien considera que, independientemente de que “se puedan haber cometido errores”, es “muy poco presentable que ahora se haga sangre de una situación que le ha tocado a este gobierno pero que le podía haber tocado a cualquiera”.

El presidente de Cantabria ha añadido que siente “envidia” cuando ve en otras partes del mundo que “todos hacen piña” en torno a quien gobierna. Asimismo, también se ha mostrado “absolutamente a favor” de la renta mínima vital y ha confiado en que el Gobierno de la Nación la ponga en marcha “cuanto antes” porque “es de justicia y una obligación que nadie se quede tirado”.

NIÑOS Y DESPEDIDA DE DIFUNTOS

Por otro lado, Revilla considera que las “primeras medidas” que se deben tomar cuando las circunstancias permitan “suavizar” el confinamiento es dejar salir a los niños y flexibilizar las normas para poder despedir a los fallecidos.

El presidente de Cantabria está “seguro” de que el estado de alarma se prorrogará al menos dos semanas más, hasta el 10 de mayo, y ha afirmado que en los próximos días aflorará un número de contagios “elevadísimo” y se conocerán datos que no sabíamos. “Probablemente el 50% de la población pueda estar contaminada, y de éstos el 80% lo ha pasado y no se han dado cuenta”, ha especulado.

Revilla ha aventurado que a partir de junio, ya se podrá ir por la calle “con mascarillas, guardando las distancias” y se permitirá salir a hacer deporte, una práctica que no entiende que se haya prohibido en una región como Cantabria.

MASCARILLAS

El presidente ha argumentado que “se sabía desde el principio” que las mascarillas eran necesarias pero no se ha dicho porque no había, y ha defendido las mascarillas que está repartiendo el Gobierno de Cantabria en una iniciativa “única y pionera” que están replicando otras comunidades autónomas.

Frente a las críticas recibidas, Revilla ha replicado que “estéticamente se podrá hacer los comentarios que se quiera, pero es útil, y segura en un 85%; es un producto biodegradable que protege, es gratis, le ha costado nada al contribuyente, se ha pagado con dinero del Banco Santander,..”, ha enumerado. A la vez, ha confiado en que lleguen mascarillas del Gobierno central y no sea necesario encargar una segunda tirada de éstas que, “mientras tanto le viniendo muy bien a la gente”, ha insistido.

“SALVAR EL VERANO”

El presidente de Cantabria espera que a partir de mediados de junio se pueda proceder a la apertura de hoteles, y ha destacado que si eso ocurre, la región estará preparada para intentar “salvar el verano” y atraer a turismo nacional con medidas como el acceso gratuito a la cueva del Soplao, Cabárceno y todas las instalaciones turísticas de Cantur durante un mes.

“Vamos a seguir con la pandemia atenuada, pero si paramos la economía va a ser peor el remedio que la enfermedad”, ha advertido.

Por su parte, el vicepresidente y portavoz del Gobierno, el socialista Pablo Zuloaga, ha defendido que se está realizando un esfuerzo sin precedentes en la historia de Cantabria y de España para preservar la salud de los ciudadanos, aunque ha reconocido que “todo esfuerzo es poco”.

Ha añadido que se trabaja en “escenarios inciertos”, dado que todavía no se sabe cuándo y cómo va a ser la desescalada del confinamiento y la sucesiva apertura de museos, hoteles e instalaciones de todo tipo.

Y aunque ha puesto en valor el descenso de los casos activos y de los ingresos hospitalarios, ha vuelto a hacer un llamamiento a la responsabilidad individual para seguir “a rajatabla” las normas y evitar que el número de contagios aumente, “para que dentro de poco ya el paso del coronavirus sea una historia que contar a las próximas generaciones”, ha concluido.