domingo, 13 junio 2021 19:13

Vecinos que aplauden en el balcón y cuelgan carteles “amenazantes”

A lo largo que han ido pasando estas semanas de confinamiento han sido muchos los vecinos que han tirado de imaginación para que esta cuarentena se hiciera más amena. Existe otro tipo de vecino más insolidario que el primero, que se dedica a dejar notas anónimas en las zonas comunes del bloque de viviendas.

Aunque parezca algo difícil de creer, y más después de haber visto las oleadas de solidaridad que se han repetido en el último mes, ciertas personas dominadas por el miedo al contagio dejan ver su egoísmo. Esos mismos que cada día a las 20:00 se asoman a sus balcones y ventanas para aplaudir a los héroes de esta crisis, son los mismos que después piden a estas personas que abandonen sus hogares.

Evidentemente nunca hay que generalizar, ya que, por fortuna, estos individuos representan un a mínima parte del resto de la población. A la vista está, que cuando estas victimas han hecho publico lo ocurrido, muchos han sido los vecinos en mostrar su apoyo a estos cajeros y reponedores de supermercado, enfermeras o personal sanitario en general.

Estos mensajes anónimos son denunciables ya que pueden incurrir en un delito de odio, puesto que instan a abandonar sus domicilios a personas que se juegan la vida frente al covid-19. La Policía Nacional ha asegurado que estos hechos son “denunciables y perseguibles”, puesto que las comisarías siguen abiertas a pesar del estado de alarma, por lo que continuarán con las labores de persecución de este tipo de delito.

El Consejo General de Enfermería ha condenado la “baja catadura moral” y “manifiesta insolidaridad” de los vecinos que “hostigan” con carteles “amenazantes” a los profesionales sanitarios que luchan contra el covid-19 para que abandonen su vivienda por “miedo” a ser contagiados.

[td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=” 114266″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

OLA DE SOLIDARIDAD VECINAL

Ante estos actos de ciertos vecinos molestos por la presencia de personal sanitario o empleados de supermercados, ha surgido una nueva oleada de solidaridad de muchos otros habitantes colindantes. La respuesta al odio y al egoísmo es la solidaridad, y han sido varias las personas que se han ofrecido a ayudar a este personal muchas veces desbordado.