lunes, 21 junio 2021 18:14

El PP acusa al ministro de Justicia de “ningunear” al Parlamento con sus proyectos para reactivar juzgados

Luis Santamaría, ha acusado al ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, de “ningunear” al Parlamento con sus proyectos para reactivar los juzgados en medio de la crisis del coronavirus y le ha echado en cara que no consulte con los partidos políticos de la oposición para que puedan formular sus propuestas.

El Misterio de Justicia está trabajando en una “reforma procesal” para mejorar la eficiencia de la Administración de Justicia y agilizar su adaptación al “mundo digital”. Se trata de una iniciativa que se pretende tener lista en los “próximos meses” y que cuente con el consenso del sector. De hecho, este viernes presentó sus proyectos a los máximos representantes de los consejos generales de la abogacía, los procuradores y los graduados sociales, a los que pidió aportaciones.

En declaraciones a Europa Press, Santamaría ha recalcado que las propuestas que quiere impulsar Campo deben debatirse y consensuarse en el Parlamento y ha afeado al ministro sus “formas” por “ningunear” a los partidos con representación parlamentaria.

“CAMPO SIGUE LA ESTELA DE SÁNCHEZ”

“Con este ninguneo al Parlamento Campo sigue la estela de Pedro Sánchez”, ha afirmado el dirigente del PP, que ha recordado que el líder de su partido, Pablo Casado, viene reclamando que la sede de la soberanía nacional sea la sede de los pactos que quiere impulsar el jefe del Ejecutivo y que denomina de “reconstrucción nacional”.

Santamaría ha señalado que el plan de reactivación que quiere acometer el ministro para profundizar en la digitalización puede ser necesario para cuando la actividad económica se recupere, de forma que la Justicia no sea un “impedimento y un obstáculo”.

“Y está todo el mundo arrimando el hombro menos los partidos, a los que Campo ningunea”, se ha vuelto a quejar, para pedir al Ministerio de Justicia que arbitre fórmulas para que, bien por vía telemática o bien por vía presencial, se invite a los partidos de la oposición para “colaborar y enriquecer” los proyectos.