sábado, 19 junio 2021 22:43

Pedro Duque, el astronauta que busca la vacuna contra el coronavirus

el corte ingles

Pedro Duque, actual ministro de Ciencia e Innovación del Gobierno de España y primer astronauta español se encuentra trabajando en la lucha contra el coronavirus.

El madrileño se mostró esperanzado este viernes ante los medios de comunicación ante el hallazgo de una vacuna efectiva frente al COVID-19. De hecho indicó que cree que un “candidato a vacuna” podría encontrarse listo la próxima semana. Se trata de uno de los dos proyectos liderados por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

A pesar de que hay varias vacunas en el mundo en fase I, para él la española va a ser la mejor solución. Pedro Duque debe conciliar durante estas semanas su ajetreada agenda profesional con su vida personal. En este artículo te hablamos sobre su lado más personal.

FAMILIA

Pedro Duque nació el 14 de marzo de 1963 en Madrid, por lo que tiene 57 años. Su padre era natural de Badajoz y trabajó como controlador aéreo, mientras que su madre que también era pacense, trabajaba como maestra. Tiene un hermano dos años menor que él, que ejerce la misma profesión que su padre.

Está casado con María Consuelo Femenía Guardiola, de 55 años, quién es miembro del cuerpo diplomático español y embajadora de España en Malta.

Su mujer es Licenciada en Derecho por la Universidad de Valencia, siendo este cargo de embajadora el último de una carrera diplomática que inició en el año 1992. Desde entonces ha sido embajadora de España en Letonia entre 2011 y 2014; directora de Cooperación para América Latina y Caribe; y ha representado a España en Moscú (Rusia), La Haya (Países Bajos) y Managua (Nicaragua).

El astronauta tiene tres hijos, dos de ellos (Irene y Marc) con su actual esposa. Además, tiene un hijo mayor de su primer matrimonio con Lourdes García.

AFICIONES DE PEDRO DUQUE

Teniendo en cuenta su trayectoria está claro que su gran pasión es el espacio, pero tiene otras muchas aficiones de las que disfruta tanto en solitario como con su familia.

El ministro madrileño es un gran aficionado al ciclismo y la natación, además de al buceo, otra de sus grandes pasiones. Estos deportes los practica con asiduidad, siempre que su agenda se lo permite.

Aunque no es muy aficionado al fútbol, su preferencia en cuanto a clubes es el Atlético de Madrid, tal y como confesó en varias entrevistas.

La familia pasa temporadas en su segunda residencia en Jávea (Alicante), donde Pedro Duque es hijo adoptivo de la localidad.

HONORES Y RECONOCIMIENTOS

Pedo Duque fue el primer astronauta español, tanto de nacimiento como de nacionalidad, que logró pisar al espacio. Con anterioridad había participado en un viaje espacial otro madrileño, Miguel López Alegría, pero su nacionalidad es estadounidense.

Cuenta con numerosos reconocimientos por su labor profesional como astronauta. En 1995 recibió la Orden de la Amistad concedida por el Presidente Yeltsin de la Federación Rusa. Tras su viaje al espacio recibió, en 199, la Gran Cruz al Mérito Aeronáutico y el Premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional.

También recibió la medalla de la Federación Rusa por “Méritos en la Exploración del Espacio”; y es doctor honoris causa por la Universidad Politécnica de Valencia (2005), Universidad Europea de Madrid (2013), UNED (2016) y Universidad de Almería (2017).

Pedro Duque, el primer astronauta español
Pedro Duque fue el primer ciudadano de nacionalidad española en viajar al espacio.

TRAYECTORIA PROFESIONAL

Pedro Duque se licenció en con matrícula de honor en Ingeniería Aeronáutica en la Universidad Politécnica de Madrid. Fue el segundo de su promoción a pesar de contar con una nota media de un 10.

En ese mismo año (1986) comenzó a trabajar para el grupo empresarial GMV, desde donde fue destinado al Centro Europeo de Operaciones Espaciales en Alemania para hacer labores dentro de la Agencia Espacial Europea. Varios años más tarde, en 1992, fue seleccionado para ser cosmonáutica.

Esta selección le llevó a prepararse para ello en la Ciudad de las Estrellas de Moscú (Rusia) y en los Estados Unidos. Su primera misión especial fue la STS-95, a bordo del transbordador espacial Discovery, que se desarrolló entre los meses de octubre y noviembre de 1998, con 9 días de duración y un total de siete astronautas. Durante esta labor se encargo de la supervisión de un módulo experimental de la Agencia Espacial Europea.

Cinco años más tarde, en octubre de 2003, participó en un nuevo viaje al espacio. En esta ocasión fue a bordo de la nave Soyuz TMA, donde ejerció como ingeniero de vuelo y visitó la Estación Espacial Internacional durante 10 días para el desarrolló de la misión Cervantes.

Posteriormente trabajó en la ETSI Aeronáuticos de la Universidad Politécnica de Madrid como director de Operaciones del USOC Español. Este cargó lo ocupó hasta 2006, cuando fue nombrado director general de Deimos Imagin. Esta empresa situada en Boecillo (Valladolid) puso en órbita el primer satélite español de observación de la Tierra. En 2010 ascendió a presidente ejecutivo de la misma.

PEDRO DUQUE QUERÍA VOLVER AL ESPACIO

Tras su periodo de excedencia, Duque regresó a la Agencia Espacial en octubre de 2011, regresando a su puesto de astronauta. Entre 2011 y 2015 fue quién lideró la Oficina de Operaciones Vuelo.

En 2017, cuando seguía completando su entrenamiento para seguir siendo seleccionable en la NASA, el actual político español mantenía su deseo de regresar al espacio. No obstante, siempre indicó que dependería de la ESA.

MINISTRO DE CIENCIA E INNOVACIÓN

En junio de 2018, tras la moción de censura sobre Mariano Rajoy, y la llegada de Pedro Sánchez al Gobierno de España, Pedro Duque se convirtió en nuevo ministro de Ciencia, Innovación y Universidades.

Con este nombramiento, Duque se convirtió en el segundo astronauta en ocupar un ministerio en el mundo. Antes solo lo había hecho el canadiense Marc Garneau.

Tras las elecciones generales de noviembre de 2019 y el Gobierno de coalición entre PSOE y Unidas Podemos, Pedro Duque mantuvo su cargo, aunque vio reducidas en parte sus competencias, pasando a ser ministro de Ciencia e Innovación. Este nuevo cargo lo prometió el 13 de enero de 2020 ante el rey Felipe VI.

Desde su llegada al cargo dejó clara su apuesta y pasión por el espacio. De hecho una de sus primeras medidas fue la de aprobar un plan que incrementará en 700 millones de euros la aportación de España a la Agencia España Europea. No obstante, ahora sus esfuerzos se centran, al igual que el del resto del Gobierno, en hacer frente a la pandemia mundial por coronavirus.