jueves, 24 junio 2021 13:26

El abogado que sentó a Rajoy en el banquillo es el presidente de su comunidad de vecinos

  • José Mariano Benítez de Lugo fue quien pidió que Rajoy se sentara en el banquillo por la trama Gürtel.
  • Benítez de Lugo, representante de Adade, está en otras causas como la de la venta de pisos protegidos a fondos buitre.
  • Benítez de Lugo asegura que no tuvo nada que ver con que pillaran a Rajoy saltándose el confinamiento.
  • Parece que le persigue, pero no es la razón por la que saliera a correr en pleno confinamiento. El abogado que sentó al expresidente del Gobierno Mariano Rajoy ante un tribunal por la trama Gürtel es también el presidente de su comunidad de vecinos. Y aunque José Mariano Benítez de Lugo, representante de la Asociación de Abogados Demócratas (Adade), asegura que no ha tenido nada que ver con el hecho de que hayan “cazado” a Rajoy en su matutino paseo, a pesar de la cuarentena, sí que afirma que le consta que el expresidente del Gobierno ha salido “permanentemente”  a dar un caminar rápido cerca de la urbanización.

    Quien pidió al juez que Rajoy se sentara en el banquillo hasta tres veces es quien ahora le convoca para las reuniones de vecinos. No se sabe a ciencia cierta si Benítez de Lugo hará una extraordinaria por los hechos recientes, pero él asegura que no tuvo nada que ver con el hecho de que alguien pillara a Rajoy practicando su deporte favorito (a medio gas entre correr y caminar). Sin embargo, insiste en que sí que le consta que el expresidente del Gobierno ha roto el confinamiento más de una vez en los alrededores de la urbanización.

    El Ministerio de Interior asegura que está investigando lo ocurrido. Sobre Rajoy planea una importante sanción por haber roto el confinamiento, que aunque es verdad que no se ha ido de viaje a Marbella, sigue siendo igual de grave. “Se están realizando las investigaciones oportunas para comprobar ese extremo”, aseguró el ministro de Interior. Pero hasta el momento, no se sabe si una sanción a Rajoy se sumarán a las más de 600.000 que ha habido desde que se convocó el estado de alarma.

    [td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”102871″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

    Pero Benítez de Lugo no entra en esos asuntos. El que a la tercera consiguió que un presidente del Gobierno se sentara ante un juez (aunque fuera como testigo) y quien fue especialmente incisivo en el interrogatorio que se le hizo a Rajoy sobre la trama Gürtel asegura que Rajoy ha acudido más de una mañana a hacer deporte, algo que ya había publicado hace unos días en exclusiva La Sexta. Aún así, asegura no tener un trato especial con él a pesar de que son vecinos y de que es el presidente de su comunidad.

    Benítez de Lugo se ha convertido en una sombra incómoda para Rajoy en algunos asuntos judiciales, especialmente porque a pesar de que el juez que instruía el caso Gürtel se negó varias veces a sentar a Rajoy en el banquillo, lo consiguió. Otra anécdota que planea en la relación entre el abogado y el expresidente es que Benítez de Lugo fue el único que puso el grito en el cielo por la posición de privilegio que se le dio a Rajoy cuando acudió al juzgado, ya que se le sentó a la misma altura que el tribunal, una forma de proceder absolutamente inusual que indignó al representante de Adade.

    Al igual que con Rajoy, Benítez de Lugo también ha tenido su idilio judicial con otro peso pesado del PP: la exalcaldesa de Madrid y esposa del expresidente del Gobierno José María Aznar (en Marbella desde que se decretó la cuarentena) Ana Botella. Es este abogado el que representa a los afectados por la venta de viviendas de protección oficial a fondos buitre y quien se ha enfrentado al equipo que regía el Ayuntamiento de Madrid cuando esto ocurrió. Y es él quien busca responsabilidades judiciales en la gestión de Botella y su equipo.

    Benítez de Lugo, a diferencia de Rajoy, sigue activo en el mundo judicial. Y todo lo compagina con su labor como presidente de la comunidad de vecinos en la que reside Rajoy desde hace años (a excepción del periodo que se trasladó a La Moncloa).