viernes, 18 junio 2021 12:45

La demanda de cachorros se ha duplicado pero la RS Canina pide responsabilidad cuando vuelva la normalidad

La demanda de cachorros se ha duplicado durante el confinamiento por el estado de alarma para frenar el COVID-19, pero la Real Sociedad Canina Española insta a la responsabilidad a quienes se hayan decidido a dar este paso porque cuando termine la cuarentena las necesidades de las mascotas deberán seguir siendo atendida.

El presidente de la RSCE, Julián Hernández, ha destacado que un perro es “uno más de la familia para toda la vida”, por lo que recuerda que se debe tener esto en cuenta antes de dar el paso porque “hay personas que no están hechas para cuidar de una mascota”.

Hernández comenta que en estos días tan difíciles los perros pueden unir familias, entretener a los niños y hacer así la cuarentena más agradable. “Cuando acabe hay que darle el mismo cariño y atención y, por supuesto, no abandonarlo”, ha manifestado.

Por ello, recuerda que la situación de reclutamiento “es pasajera” y después de que acabe la mascota seguirá presente en los hogares como un miembro más por lo que es “importante” que los nuevos tutores “tomen conciencia” de la responsabilidad y obligaciones que conllevan.

En este contexto, la RSCE compara el momento actual con la Navidad, una época en la que crece la demanda de cachorros por lo que pide “pensarlo dos veces” antes de dar el paso. “Un perro no es un juguete que se pueda dejar a un lado cuando uno se cansa; hay que tomar conciencia de que es un miembro de la familia más con unas necesidades específicas que requiere de tiempo, atención y cariño”, insiste.

Del mismo modo, insiste en que un perro no es una excusa para saltarse el confinamiento y salir a la calle a dar una vuelta y destaca que muchos ciudadanos han sido sancionados por prolongar en exceso las salidas con sus mascotas.

Estos paseos deben durar el menor tiempo posible, realizarse siempre cerca del domicilio y sin socializar con otras personas que estén paseando a sus perros.

En definitiva, insiste en que quien incorpore un perro al hogar en estos días deberá tener esto en cuenta y, además subraya que los cachorros no pueden salir a la calle hasta que no tengan vacunas, por lo que sería una doble irresponsabilidad sacarles durante el confinamiento.