sábado, 15 mayo 2021 00:46

La renta mínima de Iglesias costará 1.000 millones más que la sanidad pública

  • La renta mínima de Iglesias costará al Estado alrededor de 5.500 millones de euros, según el Ejecutivo.
  • El Gobierno destinó a la sanidad pública en 2019 4.292 millones de euros.
  • En 2015 el Estado destinó a Defensa prácticamente el mismo importe que la renta mínima.
  • La renta mínima del vicepresidente del Gobierno Pablo Iglesias ya tiene un precio: más de 5.500 millones de euros, según las estimaciones del Ejecutivo. Este nuevo gasto que se sufragará con los impuestos de los españoles y algunas ayudas europeas sin determinar es muy superior que la cantidad que se invierte cada año en la sanidad pública. En los presupuestos de 2019, se invirtió en sanidad 4.292 millones de euros, lo que supuso un aumento de 39 millones de euros respecto al ejercicio anterior. Pero ahora, con la medida de Iglesias el Gobierno deberá sufragar el equivalente a otra sanidad pública para conceder esa ayuda que rondará los 500 euros al mes para un millón de familias sin recursos.

    Las comparaciones son complicadas para entender cómo repercutirá la medida que tanta oposición ha generado en el ala moderada del Gobierno. Es muy superior a la partida anual que se dedica a la sanidad, pero es que si se compara con otros supuestos, sigue siendo igual de impresionante. El presupuesto destinado a Defensa ha variado mucho a lo largo de los años. En 2015 se invirtió en el Ejército 5.700 millones de euros: casi la misma cantidad que Iglesias quiere destinar a la renta mínima. Ahora, en 2019 ha crecido la inversión considerablemente y se dedican 8.537 millones.

    Con las cifras sobre la mesa, se entiende mejor el enfado de los liberales, la oposición en general y el ala moderada de los socialistas. El presupuesto destinado a la medida ideada por Iglesias supondrá un endeudamiento del Estado considerable, equivalente a financiar otro Ejército u otra sanidad pública, algo impensable para muchos ya que consideran que es una práctica que aboca al país a la quiebra y al rescate económico, otra vez.

    La medida creen que ayudará a estimular la economía, pero otros como la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, no opinan igual y creen que generará dependencia del Estado. Lo cierto es que todos los expertos se han vuelto keynesianos, incluso los menos sospechosos de serlo, y creen que la única vía para salir de la crisis es invertir y endeudarse aún más, de ahí la presuón que están ejerciendo los países más afectados por el coronavirus en Europa para conseguir mutualizar la deuda y unos bonos que permitan hacer fuertes inversiones en la población.

    [td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”102871″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

    Esta medida de Iglesias cuenta con la financiación europea, o al menos eso esperan desde Unidas Podemos. Están entusiasmados por lo que consideran necesario para evitar que miles de familias entren en riesgo de exclusión social. Pero los más liberales advierten de que un mayor endeudamiento del Estado no es una solución viable para la sostenibilidad de la economía española.

    En cualquier caso, tanto el Ministerio de Seguridad Social, el de Hacienda y el de Trabajo están trabajando para poner en marcha la medida estrella de Podemos en mayo. Es decir, que el fin del confinamiento y la paulatina desescalada vendrá acompañada de una avalancha de peticiones para cobrar una ayuda de 490 euros que nutrirá los hogares más golpeados por la crisis económica.

    Es cierto que la medida de Iglesias, o al menos las percepciones sobre ella, ya no es vista como antes. Hay muchos sectores dentro del Partido Popular y de Ciudadanos (e incluso de Vox) que prevén que la única forma de salir de la crisis es ayudando a los sectores más vulnerables de la población. Algunos, los más liberales, consideran que la mejor forma es con bajadas de impuestos y facilidades en el acceso al crédito para los empresarios. Otros, creen que esas ayudas indirectas no servirán y prefieren inyectar el dinero directamente en los bolsillos de los ciudadanos. Pero en cualquier caso, todo pasa por agravar el endeudamiento del Estado, que no olvidemos que en España es 1.188.862 millones de euros en 2019.

    Muchos organismos económicos internacionales como el Fondo Monetario Internacional prevén que la crisis económica de España será especialmente dura. El FMI estima que el hundimiento del PIB español será del 8% este año. Acompañado de un aumento del paro que le llevará a estar por encima del 20%. Sin embargo, no todo es negro para el FMI, ya que, al menos, esa caída del 8% se recuperará según sus estimaciones en 2021 un 4,8%.