viernes, 23 abril 2021 03:33

Iglesias afirma que el Gobierno afianza a familias: “podrán llenar la nevera”

El vicepresidente segundo de Derechos Sociales y Agenda 2030, Pablo Iglesias, ha asegurado este martes que el “escudo social” que el Gobierno ha puesto en marcha para paliar las consecuencias que la crisis tendrá entre los colectivos más vulnerables “no tiene precedentes” y ha destacado la necesidad de “blindar” los derechos sociales como cuarto pilar del Estado de bienestar.

Iglesias ha respondido así a una pregunta parlamentaria formulada este martes en el Pleno del Senado por el portavoz de Compromís, Carles Mulet, quien le ha pedido explicaciones sobre las iniciativas previstas por la vicepresidencia en materia de derechos sociales. El senador ha mostrado su apoyo a las políticas puestas en marcha por el Gobierno, hasta ahora, aunque ha exigido que el Ingreso Mínimo Vital (IMV) que se espera para mayo no interfiera en las competencias de las autonomías.

El vicepresidente segundo ha explicado que el objetivo de su departamento es trabajar por una salida de la crisis “diferente” a la que se puso en marcha tras la crisis de 2008. Por eso, ha explicado, se han prohibido los despidos, se protege a los trabajadores con ERTEs, se aprueban prestaciones específicas para empleados temporales y empleadas del hogar o se han prohibido los desahucios durante el estado de alarma, así como el corte de suministros. Además, Iglesias ha indicado que gracias al IMV las familias “podrán llenar la nevera”.

LLAMA A COMPROMÍS A UNIRSE AL ACUERDO DE RECONSTRUCCIÓN

“Seguro que hay muchas cosas por hacer y se pueden recibir críticas, muchas justas, pero también es de justicia reconocer que el escudo social del Gobierno para proteger a la gente y a los más vulnerables no tiene precedentes”, ha indicado Iglesias en su intervención en la Cámara alta.

El líder de Podemos, también ha abogado por “blindar el cuarto pilar” del Estado de bienestar, que son los derechos sociales. En este sentido, se ha dirigido a Mulet para señalar que el grupo parlamentario al que representa, el de Izquierda Confederal, está formado por “partidos progresistas” de la Comunidad Valenciana, Madrid, Cataluña o Baleares, formaciones que no tienen una misma lengua materna y a las que “no les emocionan los mismos símbolos” pero que comparten en que es necesario preservar “lo común”, como los servicios sociales o la Sanidad. Y en este sentido, ha invitado a Compromis a unirse al “acuerdo de reconstruccíón” impulsado por el Gobierno para luchar contra la crisis generada por el coronavirus.

“Sabemos que mucha gente está molesta de que el Gobierno pueda ayudar a la gente a comer y a pagar impuestos. La misma gente que se queja ahora de que estén intentando rescatar personas, son los mismos que apoyaron que se usaran 66.000 millones de euros para rescatar a la banca”, ha puntado el representante de Compromís, para insistir en que las medidas del Gobierno en materia de derechos sociales le parecen “correctas”.