lunes, 21 junio 2021 03:19

Más de 600 investigadores de casi 200 hospitales participan en un registro clínico de los internista

La Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) ha puesto en marcha recientemente el ‘Registro SEMI-COVID-19’, en el que ya participan más de 600 investigadores de casi 200 hospitales españoles de todas las comunidades autónomas, y cuyo objetivo es identificar factores de riesgo de mortalidad y complicaciones clínicas en los pacientes ingresados en los centros hospitalarios como consecuencia de la enfermedad.

Este instrumento permitirá obtener de una manera coordinada y bajo parámetros homogéneos y extrapolables los principales datos sobre los factores pronósticos de los pacientes, así como los rasgos principales que definen la clínica de las personas recuperadas y fallecidas por la patología.

“Este proyecto servirá, sin duda, para dar una mayor y mejor respuesta clínica y terapéutica frente al Covid-19 y sitúa a los internistas españoles también en primera línea en el ámbito investigador, además de la labor que desarrollan en el campo asistencial, para profundizar y conocer más de cerca la clínica y patología asociada al SARS-CoV-2”, explica el presidente de la SEMI, Ricardo Gómez Huelgas.

A través del registro, será posible realizar un amplio estudio observacional y retrospectivo a nivel nacional, que orientará, en mayor medida, a los profesionales sanitarios en la toma de decisiones sobre el manejo y tratamiento de los pacientes con Covid-19, en un momento de crisis sanitaria que se caracteriza por las escasas evidencias científicas disponibles aún hasta la fecha sobre esta enfermedad y su clínica.

Las múltiples variables que se recogerán en el registro se engloban, principalmente, en campos como el de los antecedentes médicos, los parámetros clínicos y datos de laboratorio y/o de pruebas complementarias y permitirán plantear diversas hipótesis de investigación.

Los resultados serán de utilidad para conocer las pautas de tratamiento que más han beneficiado a los pacientes y orientarán a los profesionales para consensuar nuevos protocolos para el manejo de los casos que se detecten. Se espera obtener los primeros resultados preliminares próximamente.