martes, 20 abril 2021 00:23

El Parlament aprueba este viernes los Presupuestos en un pleno inédito

El Parlament aprobará este viernes los Presupuestos de la Generalitat de 2020 en un pleno inédito, que contará con solo 21 diputados en el hemiciclo como medida por el coronavirus, mientras que el resto votará de manera telemática o delegará el voto a uno de los miembros de su grupo presentes.

Las cuentas llegan al pleno de la Cámara catalana tras una larga tramitación, que finaliza en plena crisis por la pandemia del Covid-19: en septiembre comenzaron las negociaciones del Govern con los comuns, el 20 de enero anunciaron el acuerdo definitivo de estos Presupuestos y a principios de febrero comenzó su tramitación parlamentaria.

Después de que el pleno tumbara las enmiendas a la totalidad el 27 de febrero y la comisión de Economía aprobara el dictamen definitivo, Cs llevó el 18 de marzo las cuentas al Consell de Garanties Estatutàries (CGE) porque consideraba que ya no eran útiles por el impacto del coronavirus y las veían inconstitucionales porque creen que las previsiones económicas no se cumplirán tras la pandemia.

Esto ha retrasado la aprobación de las finanzas públicas, aunque no la ha impedido, ya que el CGE avaló las cuentas rechazando así los argumentos del partido naranja, pese a que en el caso de la ley de acompañamiento este organismo no avaló la totalidad de la norma al considerar inconstitucional el cambio promovido para legitimar que el Ayuntamiento de Barcelona y la Generalitat se puedan personar como acusación popular en causas judiciales.

Una vez emitidos estos informes, las cuentas llegarán este viernes a su votación definitiva, que saldrá adelante con el voto favorable de JxCat y ERC, y la abstención de los comuns, mientras que el resto de grupos votará previsiblemente en contra.

Con la eclosión de la crisis del coronavirus, algunos de los grupos de la oposición han insistido en la necesidad de rehacer las cuentas, ya que creen que tendrían que ajustarse al impacto económico de la pandemia, pero desde el Govern y los comuns han defendido que es imprescindible aprobar estos Presupuestos porque prevén un aumento del gasto de 3.070 millones respecto a las cuentas actuales que se podrá destinar a la lucha contra el Covid-19.

Sin embargo, tanto el vicepresidente de la Generalitat y conseller de Economía, Pere Aragonès, como la portavoz del Govern, Meritxell Budó, ya han abierto la puerta a negociar con los grupos para replantear algunas de las partidas para adaptarlas a la nueva situación económica, una vez el Parlament haya aprobado los Presupuestos.

SIN PRESUPUESTOS DESDE 2017

Estos serán los primeros Presupuestos de la Generalitat aprobados desde 2017–en 2018 no se llegaron ni a plantear por el 1-O y el 155, y en 2019 el Govern no logró los apoyos suficientes, por los que no llegó a llevaros a la Cámara–, y en estos años las cuentas se han ido prorrogando.

El acuerdo alcanzado con los comuns, prevé aumentar el gasto no financiero y no finalista en 3.070 millones de euros respecto a las cuentas prorrogadas, y en materia de ingresos plantea un incremento de 26.862 millones, que se traduce en un aumento en términos absolutos de 4.174 millones y que proceden principalmente de la reforma fiscal del IRPF, Sucesiones, Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, y otros impuestos.

La aprobación de estos Presupuestos ganó relevancia cuando el presidente de la Generalitat, Quim Torra, tras una crisis entre los socios de gobierno, anunció que adelantaría las elecciones y fijaría la fecha de los comicios después de aprobar las cuentas, pero el coronavirus ha frenado este plan y ya la semana pasada descartó plantear una fecha: “Nadie ahora entendería que hubiera elecciones o incluso se pusiera una fecha”.

PLENO REDUCIDO

Por primera vez en la historia del Parlament, el pleno se celebrará en un formato reducido y los diputados ausentes podrán votar telemáticamente o delegando su voto, tal y como decidió la Mesa como medida para prevenir el contagio del coronavirus.

Será el primer pleno que se celebre durante la pandemia, a diferencia del Congreso, que sí que lo ha hecho, ya que hasta ahora la actividad parlamentaria se había limitado a comparecencias telemáticas de los consellers en las comissiones para explicar las medidas adoptadas contra el coronavirus y una sesión de Torra con los líderes parlamentarios, también por videoconferencia.

El pleno comenzará a las 09.00 horas con la sesión de control al Govern y a Torra –la primera desde el 4 de marzo–, y continuará con el debate y votación para validar o derogar siete decretos ley del Govern, entre los que se encuentran algunos de los promovidos por el Ejecutivo para hacer frente a los efectos de la crisis sanitaria.

Tras una pausa para comer, a las 16.00 horas comenzará el debate de los Presupuestos y el de la ley de acompañamiento, que se prevé que, entre los dos, se alarguen más de 4 horas y después comenzarán las votaciones de ambos proyectos, junto a las enmiendas que quedan vivas, que pueden alarguen hasta las 22.00 horas.

En el proyecto de Presupuestos quedan unas 1.900 enmiendas vivas: más de la mitad son de Cs (1.266), 354 del PSC-Units, 173 del PP, 98 de la CUP y 7 de los comuns; y en el caso de la ley de acompañamiento quedan 400 enmiendas: 234 de Cs, 92 del PP, 49 de la CUP, 47 del PSC-Units y 9 de los comuns, y en ambos proyectos JxCat y ERC han reservado algunos votos particulares en varios puntos.