jueves, 23 septiembre 2021 08:27

¿Por qué las palomitas de maíz SI son un snack saludable?

Dulces o saladas, las palomitas de maíz se han convertido en un icono del plan de sofá, película y manta. Y lo hacemos sabiendo que no son el snack más saludable que podemos tomar. ¿O sí? ¿Realmente son tan malas las palomitas? Pues, aunque te suene raro, las palomitas de maíz pueden ser un snack saludable como cualquier otro. Más incluso que los frutos secos cargados de sal, por ejemplo. Te explicamos el por qué y cómo prepararlas para que no te entre cargo de conciencia la próxima vez que te apetezca comer palomitas de maíz.

PALOMITAS DE MAÍZ NATURALES FRENTE A LAS PALOMITAS DE BOLSA

Todo va a depender de cómo las prepares. En su elaboración va a estar la clave, pues, por su naturaleza, las palomitas no son más que maíz inflado con aire. Como semilla, es rico en fibra, un potente antioxidante y apenas tiene aporte calórico: cada porción de palomitas de maíz de tres tazas de café contiene únicamente 93 calorías, 1 gramo de grasa y cerca de 4 gramos de fibra.

Frente a esto, las palomitas que comemos en el cine, además de llevar aceites refinados y emulsionantes para que «exploten» antes, suman mucha sal y un toque de mantequilla que, aunque les da mucho sabor, también nos genera mucha grasas y sales indeseados para nuestro organismo.

Ahora bien, si las palomitas si hicieran sin sal, aceite y azúcar (o mantequilla), serían un magnífico tentenpie incluso para el picoteo entre horas. En definitiva, no dejaría de ser un cereal integral.

La palomita, siempre que sea natural, contiene un importante contenido de grelina, que es la hormona encargada de regular el hambre. Por ello, se suele decir que las palomitas de maíz son saciantes.

Ahora bien, comer palomitas de bolsa es del todo menos saludable. Según The National Institute for Occupational Safety and Health (NIOSH) contienen gran cantidad de sal, aceites de baja calidad, la mayoría de las ocasiones refinados y aditivos que enmascarana el sabor del proceso para animarnos a comer más.

CÓMO ELABORAR PALOMITAS DE MAÍZ SALUDABLES PARA PICOTEAR

¿Te gustaría comenzar a comer palomitas de maíz caseras? La clave reside en el proceso de cocción. Durante el proceso, su composición cambia. El aire y el calor hacen que el núcleo estalle volviendo el almidón que contiene, y que son las partes blancas de la palomita.

HACER PALOMITAS DE MAÍZ SIN ACEITE

Reiteramos, si quieres conseguir unas palomitas saludables para tu próxima sesión de cine o series de Netflix, elige solo semillas de maíz natural que se venden a granel en las tiendas de alimentación.

INGREDIENTES Y RECETA DE PALOMITAS DE MÁIZ SIN ACEITE

  • Palomitas de maíz naturales (1/3 de vaso por persona)
  • Un poco de agua
  • Sal al gusto (opcional)

Con estos tres simples ingredientes puedes hacer tus palomitas sanas en muy pocos minutos ya sea en el microondas o en una olla. En ambos casos, se dispone el maíz humedecido en el recipiente y se da calor con él tapado al máximo durante un tiempo que va desde los 3 a los 5 minutos.

La única diferencia radica en que en la olla, tendrás que mover las palomitas para que no se peguen al fondo. La sal, en ambas modalidades, se puede echar antes de hacerlas o después, indistintamente. Tambien puedes sumar sabores naturales como cítricos o incluso caramelo casero o chocolate.