sábado, 10 abril 2021 13:38

Casado subraya que solo en marzo se han destruido 509.800 empleos, “sin incluir los ERTE”

El líder del Partido Popular, Pablo Casado, ha subrayado este martes que solo en la segunda quincena del mes de marzo se han destruido 509.800 empleos, “sin incluir los ERTE”, al tiempo que ha destacado que los hogares con todos sus miembros en paro aumentan en 60.700.

Así se ha pronunciado tras conocerse los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA), que cuenta con los peores registros desde 2013. En concreto, el paro subió en 121.000 personas en el primer trimestre del año, lo que supone un 3,8% más que en el trimestre anterior, y la ocupación disminuyó en 285.600 puestos de trabajo (-1,4%), acusando así parte del impacto de la crisis sanitaria y de la declaración del estado de alarma a partir de mediados de marzo.

Al finalizar marzo, el número total de parados se situó en 3.313.000 y el número de ocupados, en 19.681.300 personas, ha informado este martes el Instituto Nacional de Estadística (INE), que destaca que, aunque los efectos del Covid-19 se empezaron a notar a mediados de marzo, varios aspectos de la EPA se han visto afectados.

Casado ha hecho hincapié en el dato de que “se han destruido 509.800 empleos solo en la segunda quincena de marzo, sin incluir los ERTE”, así como en el hecho de que “los hogares con todos sus miembros en paro aumentan en 60.700”.

El presidente del PP ha exigido de nuevo al Ejecutivo que dirige Pedro Sánchez que abone las prestaciones por ERTE. “El Gobierno debe pagar ya las prestaciones por ERTE e incluir el acceso a la prestación extraordinaria a todos los autónomos”, ha enfatizado.

“LA MAYOR CAÍDA DE LA OCUPACIÓN DESDE 2012”

En parecidos términos se ha expresado el economista y secretario de Economía del PP, Daniel Lacalle, que ha puesto de relieve que se trata de “la mayor caída de la ocupación desde el 2012”. También ha recordado que esa cifra “no incluye los afectados por un ERTE con suspensión de empleo que, según la metodología de la EPA, se consideran ocupados mientras dicha suspensión sea inferior a tres meses”.

“Hay que remontarse al tercer trimestre de 2008 para ver una destrucción de empleo de estas dimensiones”, ha señalado. Además, ha añadido que eso no refleja la “magnitud real” porque “la cifra del propio Ministerio de Trabajo es de cuatro millones de ERTE”.