viernes, 24 septiembre 2021 15:22

Espaldarazo al Gobierno: Sánchez ha realizado más test que Alemania

  • Los datos reflejados en Our World in Data detallan que España ha realizado 20 tests por cada 1.000 habitantes.
  • Alemania ha realizado 25 pruebas por cada 1.000 personas e Italia 29.
  • España está entre los países que más test ha realizado, según los datos de esta web de la Universidad de Oxford.
  • El Gobierno de Pedro Sánchez ha recibido un espaldarazo gracias a varios informes. La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) ha elaborado un estudio en el que sitúa a España entre los diez primeros países del mundo que más pruebas del nuevo coronavirus realizan. Según los resultados, España se sitúa en el octavo puesto en el ránking elaborado por la OCDE, el cual lo lidera Islandia (134,9), seguido de Luxemburgo (64,6), Estonia (36,9), Lituania (36,6) Israel (30), Italia (29,7) y Suiza (28,8). Por detrás de los españoles se encuentran Noruega (28,5), Austria (25,9), Dinamarca (25,3), Letonia (25,2) o Alemania (15,1).

    Otro estudio que ha recopilado los datos de cientos de países ha determinado que la gestión del Gobierno no es tal y como se relata desde la oposición, sino bastante más eficiente. Según los resultados ofrecidos por Our World in Data, una página web impulsada por la Universidad de Oxford, España ha realizado una media de 20 test para detectar el coronavirus por cada 1.000 habitantes. Unos resultados que le acercan a Alemania, que ha realizado una media de 25,11. Este estudio sitúa a España muy por encima de otros países, como Japón (que ha realizado 1,17 test por cada 1.000 habitantes, o incluso Reino Unido, que solo ha realizado 9,5).

    Este estudio no es baladí porque denota que la gestión del Gobierno de coalición dirigido entre el PSOE y Unidas Podemos está siendo positiva en comparación con otros países de la UE, al menos en cuanto al número de pruebas realizadas para detectar el coronavirus. Tal ha sido el impacto de los datos arrojados por Our World in Data, que los medios de comunicación franceses ya se han hecho eco del hecho de que su país tan solo ha realizado siete test por cada 1.000 habitantes para conocer el estado de su país. Y en las comparativas aparece España como uno de los países de la Unión, junto a Italia y Alemania, que más se ha volcado en practicar este tipo de pruebas de detección.

    Otros países están a la cola de la práctica de este tipo de pruebas. Pero el país que hasta el momento ha realizado más pruebas es Italia, con una media de 29,7 por cada 1.000 habitantes. Que se hayan hecho más tests, sin embargo, no necesariamente es sinónimo de mayor eficiencia en la gestión. Si Italia ha tenido que realizar tal cantidad de pruebas es porque ha tenido muchos más casos. El caso de Alemania le acerca en cuanto a número de pruebas al país mediterráneo pero ha tenido muchos menos casos que Italia. Alemania, con 25 pruebas por cada 1.000 habitantes ha tenido 157.120 casos confirmados y 5.913 fallecidos. Italia con 29, 197.675 casos y 26.644 fallecidos, datos actualizados hasta este lunes.

    Aún así, el relato de muchos opositores es que el Gobierno no ha realizado pruebas suficientes, cuando su media es cercana a la de Alemania. Mientras el hashtag «queremos tests» inunda las redes, parece que el Ministerio de Sanidad está poco a poco realizando su trabajo. E incluso, aunque algo tarde, parece que por fin se ha comenzado este lunes un estudio en 36.000 familias para conocer la expansión real del coronavirus en España.

    Es evidente que los datos reales no son los que se reflejan en los oficiales. Hay muchos más contagios, que algunos expertos y estudios estiman que oscilan entre uno y siete millones de personas. Pero aún así, las pautas fiscalizadas por el Gobierno indican que el país parece estar superando el repunte de contagios de la pandemia, lo que ha permitido al presidente Pedro Sánchez contemplar medidas que enfilen el confinamiento cuanto antes.

    [td_block_11 custom_title=»» separator=»» post_ids=»102871″ limit=»1″ css=».vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}» tdc_css=»»]

    Según el homólogo de Fernando Simón en Alemania, la clave del éxito en la gestión de la pandemia está en realizar una buena cantidad de test para tener controladas a las personas infectadas. Para Christian Dorsten, director del departamento de Virología del Hospital Universitario de La Charité de Berlín y jefe del centro de salud pública alemán que asesora al Gobierno de Merkel, la clave para contener la pandemia es tan sencilla como practicar tests masivos. Y pese a que España no los ha realizado de forma masiva, sí que es de los países de Europa que más pruebas ha realizado.

    Mientras el nivel de exigencia sigue elevado, el Gobierno seguirá preparándose para una posible segunda oleada de contagios. Se ha aprendido de los errores, y el principal fue reaccionar tarde. Pero ahora, parece que todo empieza a entrar en el cauce de lo controlable.

    Por lo pronto, los datos de este lunes indican que el número de contagios en España asciende a 209.465 y el número de fallecidos es de 23.521. Unos datos «inasumibles», tal y como los calificó Sánchez, pero que invitan al optimismo de cara a esa ansiada vuelta a la normalidad.