martes, 13 abril 2021 06:12

Monasterio pide el cese del consejero de Políticas Sociales de Madrid

La portavoz de Vox en la Asamblea de Madrid, Rocío Monasterio, ha solicitado a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, que cese al consejero de Políticas Sociales, Alberto Reyero, por su política de gestión en residencias y que, si no lo hace, le ha pedido a éste que dimita.

Así lo ha instado Monasterio durante el debate de la comparecencia de Ayuso en el Pleno de la Asamblea de este miércoles, donde ha lamentado que desde las administraciones se “haya abandonado a los mayores” y en las residencias siga habiendo profesionales recibiendo con “batas de papel” y sin EPIs.

“¿Por qué no ha cesado al consejero máximo responsable de las residencias. Debe cesar al señor Reyero por lo que ha sucedido en las residencias, quien ya dijo hace semanas que tuvo miedo a la opinión pública y no actuó porque tiene miedo cuando hace falta valentía. Eso inhabilita políticamente y no es acto para el cargo”, ha lanzado.

No obstante, se ha dirigido a Reyero para asegurarle que le “aprecia” pero le ha animado a que si no le cesan que dimita. “No hay más honra que la aceptación de los errores y la renuncia, que la obcecación en seguir a cualquier coste”, ha sostenido.

En este punto, la portavoz de Vox ha lamentado que más de 7.000 ancianos hayan fallecido en las residencias y que sigan falleciendo “64 al día desde el 10 de abril”. Han comprobado durante su visita a las residencias que la situación “es terrible y muy dura”.

Por ello, Monasterio no entiende que desde el Ejecutivo madrileño digan que las residencias no tenían como objetivo ser medicalizadas pero sí medicalicen hoteles.

“HEMOS ABANDONADO A NUESTROS MAYORES”

“Hemos abandonado a nuestros mayores en un verdadero geratricidio. No podemos permitir esta ingratitud, una sociedad que no admira a sus mayores es una sociedad que es incapaz de respetarse a sí misma”, ha reivindicado.

Tanto sobre la situación de residencias como en el conjunto de la información de la gestión de esta crisis, Monasterio ha criticado la “falta de transparencia” del Gobierno regional que ha actuado sin “control parlamentario” y ha matizado que “emergencia no es sinónimo de ocultación”.

Ha recordado que en su partido ya avisaron de lo que estaba suponiendo este virus y solicitaron medios, pero se les desoyó y no se les informó. “No tenemos información de los expedientes, ni de cuántas mascarillas ni a quién se las han encargado ni información sobre si estamos preparados para una segunda oleada”, ha espetado.

Por ello, desde Vox proponen un plan de contingencia para hacer frente a la “descordinación” con un presupuesto de emergencias y una comisión de estudio, “que permita hacer frente a los gastos derivados de esta crisis”.

“No hay excusa ni razón ideológica para desantender lo básico ni lo prioritario… Ello exige poner fin al estado de bienestar de los políticos: cerremos parlamentos autonómicos, hagámonos un ERTE. Las prioridades deben ser el gasto sanitario, la dotación económica, la ley de dependencia, el gasto asistencial para la sanidad de nuestros mayores y de las personas con discapacidad”, ha insistido Monasterio.

Así, ha incidido en proteger a la región con el pago de todas las deudas del sector privado, incrementando las ayudas a los autónomos con un paquete de ayudas a las empresas. “Protejamos Madrid con la realización inmediata de tests masivos. Todas las herramientas las tienen a su alcance y desde el día 14 tienen competencias para hacer test. Protejamos Madrid”, ha pedido.

AYUSO: “CASI IMPOSIBLE FRENAR LA PRIMERA OLEADA”

Por su parte, en su turno de réplica, la jefa del Ejecutivo autonómico ha hecho hincapié en que las residencias han sido “el foco principal” y lo van a ser durante un tiempo porque es donde hay “más concentración de mayores” y porque además muchos de ellos presentan patologías distintas.

“Era casi imposible frenar una primera oleada de este virus en las residencias, aunque hubiéramos tenido todos los medios materiales. Este virus no tiene vacuna, no tiene cura, y como realmente se puede parar es con confinamiento, con separación, con tiempo”, ha remarcado.

En cuanto a la gestión, Ayuso ha defendido el plan de choque puesto en marcha, que ha servido “para mucho”, así como el mando único aunque ha hecho hincapié en que desde que se aplica hasta que se pone en marcha “lleva un tiempo”.

“Yo no puedo acusar a la Consejería de Asuntos Sociales de una situación que ni el mismo Gobierno de España ha podido aplacar”, ha subrayado. Así, ha incidido en que hay que tener en cuenta que el principal fin de las residencias es cuidar por lo que “nadie estaba preparado para este virus”.

Para la dirigente, “no lo estaban ni siquiera los sindicatos sanitarios que representan a la izquierda y que son los que peor se han comportado se han portado con todo esto, de manera tan injusta”. “A toro pasado, todos sabemos mucho, pero en realidad es el tiempo, la antelación y el confinamiento, lo único que está funcionando”, ha manifestado.