jueves, 15 abril 2021 07:46

El Gobierno catalán cree que Sánchez está “un poco desubicado”

La consellera de Empresa y Conocimiento de la Generalitat, Àngels Chacón, ha asegurado que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, está “un poco desubicado” temporal y espacialmente por establecer la desescalada del confinamiento por el coronavirus por provincias.

En una entrevista este miércoles de Catalunya Ràdio recogida por Europa Press, Chacón ha criticado que el Ejecutivo central establezca las provincias y no las regiones sanitarias para realizar la desescalada, y ha lamentado que con ello se utilice una unidad de medición “del siglo XIX”.

“La gestión sería más efectiva si atendemos a criterios de proximidad”, ha destacado la consellera, que ha afirmado que los ayuntamientos y la Generalitat son quienes mejor conocen las realidades de su territorio.

Se ha preguntado en base a qué criterios e indicadores el Gobierno ha tomado las decisiones de desescalada que anunció el presidente Sánchez este martes: “Nos estamos complicando la vida”, ha insistido.

“AMPLIA CASUÍSTICA”

Sobre la reapertura de comercios, Chacón ha dicho que hay una casuística muy extensa, “es tan amplia que las preguntas serán infinitas”, y ha explicado que habrá un marco general de actuación y que luego cada sector establecerá recomendaciones, aunque ha insistido en que no podrán ser exhaustivas porque se perderían en la casuística.

Chacón ha mostrado preocupación por la facturación de los comercios que reabran, ya que asegura que no está garantizada, y ha pedido medidas de protección proporcionales a la facturación de los negocios: “Sánchez está lejos de la realidad”, ha opinado la consellera.

Ha explicado que hay elementos subjetivos que condicionarán esta facturación, como un cierto miedo o posibles rebrotes del virus, por lo que ha vaticinado un “arranque progresivo” de los comercios y ha dicho que hay peligro en la pervivencia de sectores productivos.

Chacón ha explicado que el Procicat concretará las medidas de seguridad que se deberán aplicar, aunque ha avisado de que serán recomendaciones y ha apelado a la conciencia ciudadana y a la de las personas que dirigen los comercios, ya que “al milímetro no se podrá detallar, habrá que tener sentido común”.

Ha criticado que se pida a la restauración que reorienten parte del negocio y adecuen los locales: “Les estamos sometiendo a un estrés. Intentando garantizar su pervivencia, les estamos complicando la vida”.

INYECCIÓN DIRECTA DEL ESTADO

La consellera de Empresa ha pedido que el Estado, que es, a su juicio, quien tiene más músculo financiero, que haga una inyección directa a pymes y autónomos y ha defendido que la Generalitat ha llegado hasta donde ha podido.

En el sector del turismo, Chacón ha explicado que echan en falta una armonización a nivel europeo y ha concretado que el expresidente de la Generalitat y eurodiputado, Carles Puigdemont, ha preguntado a la Comisión Europea si va a haber una especie de ‘Plan Marshall’ para el turismo.

Ha afirmado que los establecimientos turísticos podrán trabajar este verano “muy condicionados”, ha avisado de que habrá locales que les saldrá más a cuenta cerrar y ha dicho que el sector turístico catalán se está dirigiendo a mercados españoles, aunque ha añadido que hay dos elementos que no se conocen y son condicionantes: el poder adquisitivo de la gente y la sensación de miedo.

Preguntada por la vuelta a las clases de las universidades, Chacón ha dicho que respetan la autonomía universitaria y que están intentando buscar consensos para que no haya diferencias muy grandes entre las distintas universidades, pero ha dicho que cada una será la que determinará si en junio hay clases presenciales o no.

SELECTIVIDAD, ¿EN SEPTIEMBRE?

Además, no ha descartado que el examen de acceso a la universidad pueda retrasarse a septiembre, aunque en principio está fijado para el 7 y 8 de julio, pero será la Conselleria de Salud quien indique cuándo se podrá celebrar: “No es nuestra intención. Pero, ¿qué pasa si ahora hay un rebrote? Lo tenemos que tener previsto”.

Preguntada por el dinero que se destinará a la investigación, la consellera ha apostado por una economía basada en el conocimiento, ya que de ello depende la salida del coronavirus: “Si nos lo creemos, que queremos una economía del conocimiento, ahora hay que demostrarlo”.

Chacón también ha mostrado preocupación e intranquilidad por el futuro de las plantas de Nissan en Cataluña, y ha afirmado que ahora la compañía está haciendo un análisis interno de la estrategia empresarial, por lo que “ahora hay incertezas”.