domingo, 1 agosto 2021 12:54

Arrimadas evita valorar la no integración de los críticos en el Consejo General

La presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, ha evitado comentar el hecho de que no se incorporara a ningún crítico para formar parte del Consejo General del partido, compuesto íntegramente por personas afines a la dirección de Cs, y ha afirmado que los compromisarios reunidos el domingo en la V Asamblea General votaron libremente.

Desde el sector crítico de los compromisarios se trasladó el sábado una propuesta a la dirección del partido para que algunos de ellos pudieran integrarse en la lista de afines a Arrimadas y así ser elegidos para formar parte del Consejo General.

Como esta petición fue rechazada, las 125 personas que resultaron elegidas como miembros del Consejo General son las que se habían presentado agrupadas bajo el lema ‘Con Inés, unidos y adelante’, y los delegados críticos se quedaron fuera de este órgano.

“NO HAY DECISIÓN MÁS DEMOCRÁTICA”

El sistema de elección del Consejo General de Cs –el máximo órgano entre congresos– es con listas abiertas y voto secreto como ha recordado Arrimadas este lunes.

“Los compromisarios eligieron a quien quisieron”, porque en este caso “se vota a las personas de manera individualizada”, ha indicado la presidenta, transmitiendo la idea de que nadie obliga a votar a todos y cada uno de los candidatos de una lista.

Así, ha señalado que “no hay decisión más democrática y que represente más a la militancia que esta”. “Yo no tuve intervención para decirle a cada uno qué es lo que tenía que votar”, ha añadido.

Sin embargo, ya se sabía que los candidatos de la lista oficialista eran los que tenían más opciones de entrar en el Consejo General, ya que al menos el 83% de los compromisarios de la Asamblea, que eran los que votaban, eran también afines a Arrimadas. Por tanto, los críticos iban a quedar excluidos salvo que alcanzaran un acuerdo para integrarse en esa lista.

DEFIENDE EXIGIR AVALES EN LAS PRIMARIAS

Por otro lado, la líder de Ciudadanos ha defendido la enmienda que se ha incorporado a los Estatutos para que quien desee aspirar a liderar el partido deba conseguir antes el aval de al menos un 1,5% de los afiliados. Hasta ahora, cualquier afiliado podía concurrir a las primarias para la elección del presidente y la Ejecutiva y solo se le exigía una antigüedad mínima en el partido.

En opinión de Arrimadas, un 1,5% de avales es “un porcentaje muy muy pequeño, casi simbólico”, que lo que hará es “facilitar el mecanismo” en las próximas primarias. “Lo que está claro es que Cs es un partido plenamente democrático y abierto y seguirá siéndolo”, ha defendido.

También ha celebrado que la Asamblea General –que duró cuatro días– se pudiera realizar sin problemas de manera telemática ante la situación generada por el coronavirus, describiendo su desarrollo como “un éxito”.

Además, ha expresado su satisfacción por el “respaldo absolutamente abrumador”, de más del 90%, con el que los compromisarios aprobaron los nuevos Estatutos y el documento de Estrategia.

“Suponen un rumbo claro, con una voz fuerte y clara de la militancia detrás para esta nueva etapa”, ha afirmado, subrayando que ahora es “más necesario que nunca” en España un partido como Ciudadanos.

NO ESTÁ PENDIENTE DE LAS ENCUESTAS

Respecto a las encuestas electorales que muestran que Cs volvería a perder apoyos en unos comicios generales y que en la Comunidad de Madrid también vería reducida su representación, Arrimadas ha dicho que ahora no le interesan los datos sobre intención de voto.

“No estoy pendiente de salvar votos, estoy pendiente de salvar vidas y empleos desde nuestros gobiernos y desde la oposición a nivel nacional”, ha asegurado, incidiendo en que, en medio de la pandemia, está pensando “en los españoles”, no en las elecciones.

Aun así, ha expresado su convencimiento de que muchas personas en España “quieren un partido fuerte de centro, liberal, moderno, reformista y de progreso”, por lo que van a seguir trabajando para ser “útiles a los españoles” y actuando con “sentido de estado”.