lunes, 2 agosto 2021 14:07

El Gregorio Marañón participa en un consorcio nacional para la caracterización genómica del SARS-CoV-2

El Servicio de Microbiología Clínica y Enfermedades Infecciosas del Hospital Gregorio Marañón participa en un consorcio nacional para la caracterización genómica del SARS-CoV-2 (conocido como Covid-19) de cara a conocer las características específicas del virus que ha provocado la pandemia.

Según ha indicado el centro hospitalario, el facultativo Darío García de Viedma será investigador principal y con la participación de Julia Suárez, de la Unidad de Genómica del Instituto de Investigación Sanitaria Gregorio Marañón, y de otros miembros del servicio de Microbiología.

El proyecto pretende responder a los “interrogantes epidemiológicos” relacionados con el conocimiento de las rutas de transmisión de este nuevo virus y los distintos subtipos que circulan en España y compararlos con los del resto del mundo.

Concretamente, se incluirán 35 centros que aportarán 20.000 muestras y estará coordinado por Iñaki Comas desde el Instituto de Biomedicina-CSIC de Valencia, que constituye una iniciativa única de trabajo multinodal, en el que se compartirán procedimientos de metodología de secuenciación y análisis bioinformático.

Además, ha sido seleccionado por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) para su “inicio inmediato” gracias a haber recibido financiación “exprés” por parte de Mapfre para luchar contra la pandemia.

El Hospital Gregorio Marañón será uno de los pocos hospitales que realizarán secuenciación del genoma completo del virus en esta etapa inicial del proyecto. Se espera que los datos generados permitirán conocer la diversidad de variantes circulantes de este nuevo coronavirus y trazar la movilidad del mismo.

Este trabajo de “epidemiología genómica” tendrá “un gran valor añadido por el elevado número de muestras que se analizarán y su sólida base poblacional, lo que producirá una magnitud de información de alta resolución, inédita en proyectos de estas características”.

Otra gran ventaja de abordar la caracterización del SARS-CoV-2 mediante secuenciación de genoma completa es que, al “descifrar” la información genómica completa del virus, los resultados podrían tener una “enorme relevancia diagnóstica”, al permitir diseñar sistemas de detección más específicos.

La información obtenida también podría mejorar el tratamiento de la enfermedad gracias al análisis de mutaciones de resistencia a antivirales. Finalmente, tendrá trascendencia clínica al permitir la identificación de las características genéticas, o variantes virales, asociadas a una “mayor virulencia o peor pronóstico”.

Darío García de Viedma ha indicado en declaraciones remitidas por el hospital que el análisis genómico del virus es la técnica “más precisa de hoy en día”.

Su examen completo aportará información genética que permitirá analizar múltiples aspectos. Por ejemplo, cómo se está transmitiendo el coronavirus, si los test diagnósticos funcionan para “todos los virus que hay circulando” y si presentan características que le hace resistente a determinados antivirales o si hay tipos de virus que “escaparían” a vacunas.