miércoles, 4 agosto 2021 14:40

Muchas librerías madrileñas renuncian a reanudar su actividad bajo cita previa en el arranque de la desescalada

Muchas librerías madrileñas han renunciado a reanudar su actividad bajo cita previa y han decidido esperar a que Madrid pase de la Fase 0 del plan de desescalada a la Fase I, mientras esperan que en el Consejo de Ministros previsto para este martes se aprueben las medidas “urgentes” que demanda toda la industria cultural.

Así lo ha destacado en un comunicado el Gremio de Librerías de Madrid, que ha precisado que muchos establecimientos atienden a aquellos clientes que han hecho pedidos en la distancia, bien sea vía online, por teléfono o correo electrónico.

En cuanto a la cita previa, ha destacado que “esta no será la tónica general durante la primera semana de la desescalada”, ya que “muchas librerías han decidido esperar a que Madrid pase de la Fase 0 a la Fase 1, previsiblemente el próximo día 11, y dedicarán esta semana a acondicionar sus negocios para así garantizar una atención segura”.

El Gremio de Librerías de Madrid ha puesto de manifiesto que “hasta bien entrada la tarde de ayer, las librerías que hoy se disponían a atender bajo cita previa seguían a la expectativa de conocer medidas sociosanitarias claras que procedieran de fuentes oficiales”.

El Ministerio de Sanidad se pronunció a este respecto a través de la Orden Ministerial SND/388/202 por la que se regulan, entre otras cosas, las actividades de determinados comercios y servicios. No obstante, el Gremio de librerías recalcar que en esta se alude a “nuevas medidas de seguridad e higiene de obligado cumplimiento”, conforme a las cuales “se debe extremar la limpieza hasta el punto de que al cliente no se le permite manipular el libro dentro del establecimiento ni deambular por la librería mirando los estantes”.

“Cada empleado solo puede atender a un cliente a la vez y este no puede permanecer esperando a ser atendido por lo que, excepcionalmente, también podrá acudir a recoger pedidos sin cita previa. Las librerías solo pueden vender de manera presencial a clientes de su municipio, excepto en el caso de que en el limítrofe no haya librería o no tenga en stock el libro solicitado”, ha explicado el Gremio. Estas medidas no se aplican a locales de más de 400 metros o en centro comercial sin entrada independiente, que no pueden abrir.

Además de esperar que en el Consejo de Ministros de este martes se aprueben las medidas “urgentes” que demanda toda la industria cultural desde la reunión telemática celebrada el pasado 17 de abril con los titulares de los ministerios de Hacienda y Cultura y Deporte, las librerías piden que se les permita pasar del 30 al 50 por ciento del aforo en las presentaciones y actividades culturales, al igual que se ha hecho con las terrazas y el resto de la hostelería. “Todo ello con la observancia de las medidas que marque la autoridad sanitaria competente”, y “conscientes de que se adentran en una nueva etapa en cuanto a su relación con los lectores”.

Según datos de la Confederación Española de Gremios y Asociaciones de Libreros (CEGAL) correspondientes a octubre de 2019, en la Comunidad de Madrid existen 584 librerías, distribuidas entre generalistas, anticuarias, especializadas y librerías-papelerías y representan un ratio de 9 establecimientos por cada 100.000 habitantes y un 14,7 por ciento del conjunto de las librerías españolas.