martes, 3 agosto 2021 08:48

Consejos para crear contraseñas a prueba de hackeos

En estos últimos años hemos escuchado hablar mucho sobre el hackeo y la falta de seguridad de nuestras contraseñas.

Cada vez que entramos en una plataforma y se nos pide un registro, necesitamos una contraseña. Y para evitar olvidarla, cometemos el error de utilizar la misma. Esto todavía es más grave en el caso de que la contraseña sea insegura, corta, sin caracteres especiales y/o que sea nuestro segundo nombre, la fecha de nuestro cumpleaños, número de teléfono, etc.

Desde serhacker.net nos proponen algunos consejos sencillos que todos podemos usar para crear contraseñas seguras, a prueba de hackers.

Tips para crear una contraseña segura

Contraseñas diferentes para cada plataforma

Nunca utilices la misma contraseña para todas las plataformas. En el caso de que la información de una quedase comprometida, toda nuestra información estará en riesgo.

Una mala práctica es usar una base común y agregarle el nombre de la plataforma.

Por ejemplo, si usamos Pepito$a$ como base, cambiarla a Pepito$a$Facebook para Facebook o Pepito$a$Instagram para Instagram.

Tampoco es eficiente, ya que si el hacker descubre una de las contraseñas, probablemente determine el patrón y tenga acceso a las demás plataformas.

Tiempo para cambiar la contraseña

Los expertos recomiendan cambiar las contraseñas 4 veces al año, una vez por cada estación. Si acaso fueron vulneradas en el pasado, el hacker ya no podrá utilizarlas.

Algunos ataques extraen millones de contraseñas de bases de datos en un tiempo récord. Los hackers no tienen tiempo para probarlas todas, por lo que podrían pasar años hasta que entrasen en tu cuenta.

Cambiando la contraseña de forma periódica, sin que se repitan, te quitarás más de un dolor de cabeza de encima.

Contraseñas largas

Cuanto más larga sea la contraseña, más tiempo tendrá que invertir el hacker en encontrarla. Hoy en día se recomienda tener una contraseña con un mínimo de 8 caracteres.

Un buen truco consiste en pensar en una frase larga y quedarse con sus iniciales. Después le añadimos un número y un carácter especial.

Por ejemplo, cogiendo la frase de: El veloz murciélago hindú comía feliz cardillo y kiwi nos quedaríamos con la abreviatura Evmhcfcyk2· habiéndole añadido el número y el código especial.

Por supuesto, se trata de que elijas una frase que puedas recordar, no un galimatías que no te lleve a ninguna parte.

Prácticas que debemos evitar

Nunca hagas lo que vamos a indicarte:

  • Elegir claves con una sucesión lógica numérica o alfanumérica: Por ejemplo, claves del estilo 123abc, Bbbbb, 87654321 o similares no te protegerán, ya que son los primeros passwords que se prueban en los ataques de fuerza bruta.
  • Usar nombres de tu entorno: Tampoco debes utilizar los nombres de las personas a las que conoces como contraseña, ni de tus amigos o mascotas.
  • Compartir tu clave: Jamás compartas tus claves, por mucha confianza que puedas tener con la otra persona.

Y si crees que no vas a ser capaz de recordar tantas claves, existen los gestores de contraseñas que te pueden ayudar con esto.