miércoles, 4 agosto 2021 14:51

CyL trabaja en una desescalada interna de las residencias donde la curva de fallecidos se está “tumbando”

La consejera de Familia e Igualad de Oportunidades, Isabel Blanco, ha asegurado que se está trabajando en un proceso de desescalada de la vida interna de las residencias de personas mayores aunque ha dejado claro que estos centros serán los que iniciarán su salida hacía la normalidad en la última de las fases fijadas por el Gobierno, la tercera.

Así lo ha explicado Blanco durante su comparecencia en la rueda de prensa que a diario ofrece la consejera de Sanidad, Verónica Casado, para dar cuenta de la evolución de la pandemia de coronavirus en la Comunidad y donde ha intervenido este martes la titular de la cartera de Familia e Igualdad de Oportunidades.

Durante su intervención, Isabel Blanco ha explicado que el Gobierno recoge en la fase 3 de la desescalada la salida de las residencias, aunque la consejera ha apelado a la necesidad de ser “muy prudentes” porque se trata de las personas más vulnerables, al tiempo que ha pedido “comprensión” a las familias porque todo lo que se está haciendo “es por el bien” de los mayores.

No obstante, la consejera ha explicado que se va a mantener una reunión con el secretario de Estado de Servicios Sociales para abordar un plan de “desescalada interno” de los centros residenciales, aunque dependerá de cada residencia y de su evolución, para permitir que los ancianos puedan salir al jardín o moverse más allá de sus habitaciones.

Desde la Consejería de Familia se están preparando unas recomendaciones en este sentido aunque Isabel Blanco ha dejado claro que serán los propios directores de cada centro quienes tengan la última palabra sobre esa desescalada de la vida interior de cada residencia.

Por otro lado, Isabel Blanco ha asegurado que la curva de fallecidos en las residencias “se está tumbando” ya que se ha pasado de una media diaria de fallecidos de 50 a 30 y en la última semana a entre 15 y 18 muertos, aunque ha reconocido que “la meseta” en los centros residenciales “es más lenta que a nivel general”.

Según los datos facilitados por Familia, en la Comunidad han fallecido 2.426 personas alojadas en 1.214 residencias de personas mayores tanto públicas como privadas y centros públicos de discapacidad 16 más que ayer) de las que 1.337 corresponden a casos confirmados por COVID-19, y otros 1.089 fallecidos con síntomas compatibles con el virus.