viernes, 6 agosto 2021 05:36

El PP y Vox reclamarán hoy que el Congreso no deje pasar una semana sin controlar al Gobierno

El PP y Vox reclamarán este martes en la Mesa del Congreso que se celebren sesiones de control al Gobierno todas las semanas, empezando por este miércoles y hasta que finalice el actual periodo de sesiones, el próximo 30 de junio. El tema se analizará la misma tarde en la Junta de Portavoces, donde también Ciudadanos defenderá que haya preguntas al Ejecutivo en el Pleno de esta semana, que a priori sólo incluye la nueva prórroga del estado de alarma.

En el Congreso es habitual que no haya Pleno la primera semana de cada mes, y por eso esta semana no hay previsión de celebrar sesión de control al Gobierno. Eso sí, la Mesa y la Junta de Portavoces tienen en agenda convocar una sesión este miércoles para debatir la nueva prórroga del estado de alarma, ya que el periodo vigente acaba el próximo domingo, día 10 de mayo.

Los portavoces del PP, Cayetana Álvarez de Toledo, y de Vox, Iván Espinosa de los Monteros, presentaron la pasada semana un escrito conjunto en el que reivindican la necesidad de que exista un control parlamentario habitual al Ejecutivo, máxime en la actual situación excepcional de estado de alarma, porque no se puede “hurtar” su labor a la oposición. “Del mismo modo que no es aceptable disolver el Congreso durante el estadio de alarma, tampoco se puede interrumpir su funcionamiento”.

EMPEZANDO POR ESTE MIÉRCOLES

Por ello, quieren que la Mesa y la Junta de Portavoces incluyan preguntas orales a los miembros del Consejo de Ministros en el orden del día de la comparecencia de Pedro Sánchez de este miércoles sobre la prórroga del estado de alarma. Y, además, pretenden que la Mesa de la Cámara modifique el calendario que adoptó el 28 de enero para el presente semestre con el fin de asegurar que los Plenos vuelvan a celebrarse de forma automática todas las semanas hasta el 30 de junio.

Aunque no firmó ese escrito ni forma parte de la Mesa del Congreso, también Ciudadanos presentó su propia solicitud para que esta semana haya preguntas al Gobierno. “Una de las funciones principales del Congreso de los Diputados es la de controlar la acción del Gobierno, en ejercicio del principio fundamental de separación de poderes, de imprescindible existencia en cualquier democracia que se precie”, argumenta el portavoz adjunto, Edmundo Bal.

Y esgrime su voluntad de diálogo en esta crisis del coronavirus: “Este grupo parlamentario ha tendido su mano al Gobierno de manera responsable para contribuir a la mejor gestión la presente crisis sanitaria, por lo que esa misma responsabilidad -más todavía- debe ser exigible a los miembros del Gobierno”, señala.