viernes, 30 julio 2021 15:29

Gobierno valenciano asegura que cumple los criterios para pasar de fase

La consellera de Sanidad Universal, Ana Barceló, ha asegurado este martes que la Comunitat Valenciana está “preparada” y dispone de “los suficientes” recursos humanos y materiales para cumplir con los requisitos que exige el Ministerio para poder pasar a partir del próximo lunes a la fase 1 de la desescalada.

Barceló, en rueda de prensa diaria, ha señalado al respecto que están ultimando el estudio epidemiológico que acompañará a la propuesta de desconfinamiento que presentará al Ministerio antes a las 14.00 horas de mañana para poder cambiar de fase y posteriormente mantendrán una reunión bilateral para analizar el plan. Al respecto, ha insistido en que la Comunitat “cumplirá” con los requisitos, pero ha descartado avanzar los datos para informar primero al Ministerio y que “no se entere” por esta rueda de prensa.

Asimismo, ha comentado que la Comunitat propondrá finalmente la unidad territorial “más adecuada” para la desescalada en “función del estudio epidemiológico” y en base “al conocimiento que tiene de su territorio y de situación”. “El Ministerio defiende la unidad provincial pero también atenderá las propuestas de cada comunidad”, ha señalado.

Entre los criterios que comunicará a Sanidad se encuentra la capacidad asistencial hospitalaria y de Atención Primaria, el sistema de vigilancia epidemiológica para tener información con la que tomar decisiones, así como disponer de sistemas de identificación y contención de fuentes de contagios.

En concreto, el Ministerio exige que se realicen pruebas PCR dentro de las 24 horas en las que los pacientes presenten síntomas, así como disponer de entre 1,5 y 2 camas en Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) y entre 37 y 40 camas de enfermos agudos por cada por 10.000 habitantes para poder hacer frente a un rebrote de coronavirus.

En ese sentido, ha explicado que en la nueva fase la participación de Atención Primaria será “fundamental”. Así, si hasta ahora se dedicaban a realizar un seguimiento de los pacientes con síntomas compatibles con la Covid-19, lo que ha evitado “numerosos ingresos y asistencias a Urgencias, “ahora tendrá un papel más relevante porque además asume un papel de detección y seguimiento de los contactos”.

Así, cuando detecten síntomas en menos de 24 horas deben ordenar la prueba del PCR y marcar el seguimiento del itinerario de control de todos sus contactos para poder seguir la trazabilidad del caso y romper la cadena de contagios. Se trata, en suma, de volver a la fase inicial de la pandemia cuando se logró “contener el avance del virus” gracias al seguimiento del entorno del contagiado. “Ahora volvemos a este etapa pero en la desescalada”, ha señalado.

RECURSOS SUFICIENTES

Barceló ha asegurado que la Comunitat dispone de “suficiente” capacidad para realizar estas prueba PCR a todos los casos sospechosos ya que durante este tiempo se han reforzado tanto en tecnología como en recursos humanos los laboratorio de microbiología de todos hospitales, y además se contará con todos los centros autorizados por el Instituto Carlos III y ahora por el Ministerio de Ciencia.

Del mismo modo, se está ultimando el plan para reforzar el personal en Atención Primaria que presentará a la mesa sectorial antes de darlo a conocer. Esta incorporación de efectos se hará de forma “paulatina y no de golpe” al igual que realizó con el refuerzo de 3.000 profesionales en atención hospitalaria. Además, se mantendrán las contrataciones de todo el personal que ha estado “en primera línea del Covid y jugándose todo”.

MUNICIPIOS

Por ora parte, ha vuelto a descartar desglosar los datos de afectados por municipios porque se trata de una información necesaria para el estudio epidemiológico pero “irrelevante” para la cooperación con los Ayuntamientos en las medidas que se adoptarán. En este sentido, ha recalcado que los criterios para la desescalada los dicta el Ministerio y la Comunitat Valenciana hará su propuesta, pero “esto no va por municipios”.

No obstante, ha recalcado que los Ayuntamientos tendrán “un papel muy importante” para garantizar el cumplimiento de las medidas aprobadas para cada fase. Por ejemplo, en esta fase de medidas de alivio los municipios con menos de 5.000 habitantes quedaban exentos de las franjas horarias, pero en los demás han fijado circuitos para evitar aglomeraciones. “Aquí no hay colaboración a ciegas, se trasladará al municipio lo que tiene que observar para que se cumplan las medidas”, ha insistido.