martes, 18 junio 2024

Líderes independentistas presos critican al TC y creen que demora su acceso a la justicia europea

Los exconsellers Dolors Bassa, Joaquim Forn, Jordi Turull y Josep Rull han criticado este miércoles la decisión del Tribunal Constitucional (TC), que ha rechazado suspender la sentencia del 1-O del Tribunal Supremo (TS) mientras estudia los recursos de amparo presentados por los condenados, como habían solicitado algunos de ellos.

Han cargado contra la sentencia del TC en varios apuntes en Twitter recogidos por Europa Press después de la decisión del TC, que se ha reunido de forma telemática y ha admitido a trámite los recursos de Turull, Rull, Bassa y Forn, además de la expresidenta del Parlament Carme Forcadell; el expresidente de la ANC Jordi Sànchez, y el presidente de Òmnium, Jordi Cuixart.

Bassa ha destacado que el TC ha admitido a trámite sus recursos, pero ha añadido: «Ahora tendremos que esperar el tiempo que ellos quieran para resolver y poder ir a instancias europeas. Ah, y han resuelto ‘no’ a la libertad durante el tiempo de confinamiento (debe ser por peligro de huída)», según ella.

Forn ha aseverado que la decisión del TC sobre sus recursos ante la sentencia no significa ninguna novedad: «Pura comedia. Volverán a dilatar cualquier decisión para impedir nuestro acceso a la justicia europea», según el exconseller de Interior.

Turull ha coincidido en señalar que la decisión no representa ninguna sorpresa y que demora el acceso de su caso a tribunales europeos durante meses: «No lo decimos nosotros sólo, sino que lo reconocieron ellos mismos no hace mucho y no pasa nada», ha sostenido.

Antes de la decisión del TC, Rull ha vaticinado que aceptaría a trámite sus recursos «con el único propósito, conscientemente y premeditadamente, de dejarlos en un cajón para obstaculizar» su llegada a la justicia europea, a lo que Turull le ha respondido después diciéndole que ha acertado.

El pleno del TC no ha incluido los recursos presentados por los otros dos dirigentes independentistas encarcelados, Oriol Junqueras y Raül Romeva, y ha admitido a tramite los de los exconsellers Carles Mundó y Meritxell Borràs, condenados por un delito de desobediencia.