miércoles, 28 julio 2021 12:19

Pontevedra inmoviliza 1.000 mascarillas que ofrecían menos protección de la indicada

El Área Sanitaria de Pontevedra y O Salnés ha inmovilizado más de un millar de mascarillas etiquetadas como FFP2 que ofrecían una menor protección de la señalada, ya que solo cumplían los requisitos de FFP1.

Fuentes de Servizo Galego de Saúde (Sergas) han explicado a Europa Press que esta situación se subsanó “de inmediato” y se envió una “comunicación masiva” a todos los centros del Área Sanitaria para informar al respecto cuando se tuvo constancia de la misma. Además, se notificó lo ocurrido a todos los profesionales por correo electrónico.

En concreto, las mascarillas FFP2 garantizan una mayor eficacia de filtración mínima y un menor nivel de fuga hacia el exterior que las FFP1. Así, se entregaron 1.640 mascarillas PRESURGY: KN95/FFP2 SHUYIAN en distintos servicios de los hospitales Montecelo, Provincial y O Salnés. De estas, se utilizaron 568 en áreas en las que no se trata el COVID-19 y siete en Medicina Preventiva, Neumología y salas de reanimación, mientras que se inmovilizaron 1.065.

Ante esta situación, el Sindicato de los Profesionales de la Sanidad Pública Gallega (Prosagap) ha afirmado que el Código Penal contempla penas de prisión por no facilitar “los medios necesarios para que los trabajadores desempeñen su actividad con las medidas de seguridad e higiene adecuadas”. Por ello, ha avanzado que pondrá estos hechos en conocimiento de la Fiscalía.

Por su parte, el Área Sanitaria ha achacado este posicionamiento a un “intento de desprestigio a la gestión efectuada contra el coronavirus” y ha considerado “razonable” el material de protección entregado. A ese respecto, ha precisado que entre marzo y abril se suministraron 5.545 máscarillas quirúrgicas, 475 mascarillas FFP2/ FFP3, 1.180 batas impermeables, 70 gafas protectoras y 60.000 pares de guantes al día.

GESTIÓN DE LA CRISIS SANITARIA

Adicionalmente, la gerencia ha puesto en valor la gestión de la crisis sanitaria realizada. También ha destacado que el Área Sanitaria de Pontevedra y O Salnés es la primera de las gallegas “sin pacientes COVID-19 positivos en cuidados críticos” y ha recordado que suma “un número mínimo” de pacientes ingresados, cuatro.

En esta línea, ha recalcado que el Sergas avala la cobertura de las pruebas de detección de la enfermedad realizadas en la zona, la PCR y los test de anticuerpos.

De este modo, ha destacado que se sometió a test de anticuerpos al 35% de los trabajadores que utilizaron mascarillas distribuidas por el Ministerio de Sanidad que no cumplían los requisitos técnicos. Además, a los 209 profesionales que arrojaron un resultado dudoso se les realizaron pruebas PCR cuyos resultados fueron negativos en el 100% de los casos.

Asimismo, la gerencia ha detallado que el 60,2% de los empleados de los centros del Área Sanitaria fueron sometidos a alguna prueba de detección de COVID-19.

Así, fueron testados 387 de los trabajadores de Atención Primaria (el 44,2% de los de este ámbito). También se sometió a 338 profesionales del Hospital de O Salnés a las pruebas (el 82,4%) y a 1.656 de los que desempeñan su labor en el Complejo Hospitalario Universitario de Pontevedra (un 62,4% de la plantilla).

En este sentido, 114 sanitarios de Área Sanitaria de Pontevedra y O Salnés arrojaron un resultado positivo en COVID-19, lo que supone un 2,9% del total. Así, de estos profesionales, el 21,9% son facultativos, un 26,3%, enfermeros; un 12,3%, técnicos de cuidados de Enfermería; y un 7% pertenecen a otras categorías. Adicionalmente, un 8,8% de los profesionales contagiados son celadores y, un 23,7%, empleados no sanitarios.