domingo, 25 julio 2021 04:01

El Principado pide unidad ante una crisis que tendrá un “cruel reflejo” en la actividad económica

El consejero de Industria, Empleo y Promoción Económica, Enrique Fernández, ha pedido este miércoles unidad a los grupos parlamentarios de la Junta General para afrontar la crisis derivada de la pandemia del coronavirus, que “tendrá un cruel reflejo” en la actividad económica de Asturias.

El consejero ha protagonizado dos de las tres interpelaciones que se han producido en el pleno de este miércoles, presentadas por Vox e IU, relativas a las medidas económicas impulsadas desde el Principado y a las consecuencias de la paralización de la actividad económica en la región por el estado de alarma.

Durante sus intervenciones, ha explicado que la crisis “tendrá un cruel reflejo” en los ERTE, que ya son más de 12.000 y afectan a más de 45.000 trabajadores, y en el empleo, con 11.300 personas más en el paro desde el inicio del estado de alarma.

Ante estas situaciones, el consejero ha indicado que el Gobierno ha de tomar medidas “variables” que se adecúen a la realidad de cada momento. Esta, ha subrayado, no es una tarea “solo del Gobierno”, sino de la sociedad, que ha de estar “unida en todos sus estamentos”, tanto políticos como económicos, sindicales o culturales.

Entre las medidas que se pondrán en marcha el consejero ha citado un plan que pasa por incentivar sectores como la hostelería, el turismo o el comercio. Todo ello, ha indicado, bajo la premisa de “no decepcionar a nadie” con promesas “sin respaldo financiero que asegure su viabilidad”.

Ha resaltado la importancia de apoyar a autónomos, pymes y micropymes también mediante el respaldo a grandes empresas tractoras del tejido económico. A este respecto la portavoz de IU Ángela Vallina ha enfatizado que las medidas deberán ponerse en marcha “en función de las características de cada actividad” y han de articularse iniciativas que apoyen a las pymes como “elemento esencial” en el tejido productivo.

El Ejecutivo mantendrá inversiones destinadas a la modernización y digitalización de grandes sectores productivos, y a mejorar la eficacia y la sostenibilidad de acuerdo con el reto del cambio climático.

El objetivo, ha resaltado, es “no dejar a nadie atrás” ni abandonar a nadie “a su suerte”. Ha señalado además que el Ejecutivo ha tomado en dos meses medidas que “en condiciones normales” podrían llevar “un año o toda una legislatura”. El portavoz de Vox, Ignacio Blanco, ha pedido en este sentido que el Principado “tome las riendas” de un plan económico de reactivación “transversal” que afecte a “todas las consejerías”.