miércoles, 28 julio 2021 18:05

Sánchez no cree posible superar la crisis con “regalos fiscales ni “obsequios a quienes más tienen”

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha alertado este miércoles ante el Pleno del Congreso que no será posible superar la crisis provocada por la pandemia del coronavirus con “regalos fiscales” y “menos aún con obsequios a quienes más tienen”, por lo que ha reclamado a las comunidades autónomas “corresponsabilidad fiscal”.

Así lo ha manifestado durante su intervención ante el Pleno de la Cámara Baja, a la que ha acudido para reclamar el apoyo de la oposición a una nueva prórroga de 15 días del estado de alarma, al referirse al fondo de 16.000 millones de euros no reembolsable a las comunidades autónomas del régimen común.

“Lo hacemos sin contraprestación, asumiendo el coste financiero derivado, pero creo que ahora es el momento de pedir a algunas comunidades esa corresponsabilidad fiscal”, ha indicado el presidente del Gobierno. “El esfuerzo que necesitamos para superar este golpe no se puede hacer con regalos fiscales. Menos aún con obsequios a quienes más tienen”, ha apostillado.

Sánchez ha recordado que este fondo está “al margen del sistema de la financiación” y que las comunidades no tendrán que devolverlo, por lo que no será ni un préstamo ni tendrá plazos de devolución o intereses, como sí ocurrió en la anterior crisis económica.

“Sería irresponsable cargar en unas cuentas ya maltrechas de las comunidades autónomas, en particular algunas, una cantidad tan extraordinaria”, ha afirmado Sánchez.

CASADO CREE QUE EL GOBIERNO EVITA RECONOCER QUE TENDRÁ QUE RECORTAR

En su réplica, el líder de la oposición, el presidente del PP, Pablo Casado, le ha retado a explicar “cómo pretende cuadrar las cuentas” ante el desplome del PIB por la crisis económica, y ha insistido en que “para mantener las pensiones, la sanidad pública y los servicios sociales hay que reactivar la economía urgentemente”.

Asimismo, ha asegurado que el Gobierno “oculta” la previsión de déficit de 2021, no proyectada en la actualización del plan presupuestario remitido el pasado viernes a Bruselas “para tapar los ajustes que tendrían que hacer en el Estado del Bienestar”.

Atendiendo a los debates parlamentarios en Italia, ha cifrado en 60.000 millones de euros las necesidades de financiación de España, y a cambio, ha dicho, se le exigirán 35.000 millones de euros de recortes, comparando el déficit de este año y el del 6,7% que ha proyectado este miércoles la Comisión Europea.

“¿Dónde va a sacar este dinero, si ha despilfarrado 20.000 millones para ir ‘dopado’ con sus decretos de los viernes?”, ha preguntado Casado, que también ha incidido en el cuestionamiento del Tribunal Constitucional alemán acerca de los programas de compra del Banco Central Europeo (BCE).

“Cada vez tiene el agua más cerca del cuello, señor Sánchez. Haga amigos, haga aliados y no venga con esta prepotencia a insultarnos todo el tiempo”, ha abundado, ironizando también en su defensa de bajada de impuestos para conseguir el “círculo virtuoso” de la economía. “¿Se lo tengo que explicar o lo dejamos para su nuevo libro?”, ha preguntado al presidente.

Asimismo, ha acusado a la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, de “presumir de dar 5 millones de prestaciones” al defender la cobertura de prestaciones y subsidios ante situaciones de desempleo y vulnerabilidad –“Qué Gran Hermano”, ha incidido en este punto–, y ha llamado a “preocuparse por la hecatombe económica que se produce”.

“LO PIDEN TODO AL MISMO TIEMPO”, REPLICA SÁNCHEZ

En su réplica, Sánchez ha asegurado al líder de la oposición que “no es el Gobierno el que paga los ERTE”, sino “las arcas públicas con los impuestos” y que, por ello, estas “necesitan consistencia.

Por ello, ha lamentado que la propuesta del PP pase por bajar impuestos, aumentar el gasto al considerar “insuficientes” las medidas impulsadas para afrontar la crisis, y buscar luego cuadrar el déficit.

“A mí me parece lícito, lo piden todo al mismo tiempo”, ha dicho, avisando de que una rebaja “generalizada” de los impuestos “penalizaría a los que menos tienen”. “Y eso acompañado de los recortes masivos, que es lo que ustedes parecen querer”, ha apostillado.

Además, ha reivindicado la movilización de 139.000 millones de euros “para frenar la destrucción de empleo y el cierre de empresas” y garantizar la renta de 7,16 millones de trabajadores, 4 millones de los cuales están afectados por ERTE que, ha asegurado, “sí están cobrando”, al igual que los 1,4 millones de autónomos con cese de actividad reconocido. En total, Sánchez ha cifrado en 104.000 millones los recursos movilizados en avales, garantías y cobertura financiera.