sábado, 31 julio 2021 10:20

Urkullu prevé que Euskadi tardará tres años en recuperar el empleo destruido por la pandemia

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha advertido de que es “previsible” que en los dos próximos trimestres Euskadi “pierda el terreno ganado” en los siete años transcurridos desde la última crisis económica, y aunque se ha mostrado confiado en la recuperación, ha avisado de que el restablecimiento de la actividad económica tardará unos doce meses, mientras que la recuperación del empleo perdido podría demorarse tres años.

Urkullu ha planteado esta reflexión en el marco de la ‘Mesa Socioeconómica covid-19’, en la que ha analizado, junto a las diputaciones, sindicatos y organizaciones empresariales, el impacto de la pandemia sobre la economía y las medidas para atenuar los efectos de esta crisis sobre la actividad productiva y el empleo.

En su intervención, el lehendakari se ha mostrado partidario de encarar esta crisis desde la “estabilidad institucional”, y ha reclamado que se “flexibilicen” las condiciones de déficit y que se prorrogue el actual sistema de Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) para tratar de proteger los puestos de trabajo.

El máximo responsable del Gobierno Vasco ha advertido de que es “previsible” que en los dos próximos trimestres, Euskadi “pierda el terreno ganado” en los siete años transcurridos desde la última crisis económica.

En este sentido, ha recordado que marzo de 2013 fue el mes con el mayor paro registrado en Euskadi, con 179.000 personas inscritas en Lanbide. Urkullu ha subrayado que, tras la recuperación del mercado laboral de los últimos años, el impacto de la crisis del coronavirus elevó el pasado mes de abril a 138.000 el número de parados en el País Vasco.

“REINICIAR EL CAMINO”

“Desde hace siete años habíamos ido mejorando la situación y la cota de paro se situaba por debajo del 10%. Nos encontramos ante la necesidad de reiniciar el camino y revertir la situación”, ha reconocido.

Ante esta situación, ha afirmado que el “objetivo nuclear” y la “prioridad” debe ser el empleo, por lo que ha llamado a “aunar fuerzas” entre todos los agentes económicos y sociales para volver a situar la tasa de paro por debajo del 10%.

El lehendakari ha subrayado que la diferencia respecto a lo ocurrido entre 2007 y 2013 es que la actual crisis es “de carácter global y total”, y que en la actualidad, Euskadi cuenta con unas cuentas públicas “saneadas” y con unos presupuestos aprobados.

Además, ha afirmado que el País Vasco tiene con un tejido productivo que ha demostrado “capacidad competitiva” y que ha avanzado en la senda de la innovación y la internacionalización. “Contamos con una economía de clara base industrial; el fruto es músculo y capacidad para hacer frente a la crisis, en un camino no exento de dificultades”, ha manifestado.

El lehendakari ha recordado que el Gobierno Vasco ha puesto en marcha un ‘plan de choque’ contra los efectos de la pandemia sobre la economía, en el que se incluyen medidas “paliativas” complementarias a las impulsadas por el Ejecutivo español.

De esa forma, ha recordado que el Ejecutivo autonómico ha aprobado un fondo especial dotado con 1.555 millones para atenuar el impacto del covid-19, y que todos los departamentos del Gobierno están trabajando en medidas directas de apoyo. También ha destacado el papel de las diputaciones forales, que han aprobado moratorias tributarias, exenciones y desgravaciones fiscales.

“ES MOMENTO DE RESISTIR”

Por otra parte, Urkullu ha reiterado su petición para que el actual sistema de Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) -con medidas más favorables para trabajadores y empresas– sea prorrogado. “Es el momento de resistir, de apoyar a las familias que más lo necesitan y de tratar de sostener todo el empleo posible”, ha afirmado.

Urkullu también estima necesario garantizar “un horizonte de estabilidad institucional” para afrontar “con garantías” la reactivación de la economía y el empleo, en un marco temporal de una nueva legislatura que se desarrolle en su totalidad.

NUEVO PLAN DE REACTIVACIÓN

Ante la actual situación de “incertidumbre”, se ha mostrado partidario de “la máxima unidad” entre las instituciones y los agentes económicos y sociales. Urkullu considera que en la situación actual, la prioridad debería ser un nuevo ‘Plan de Empleo y Reactivación Económica’, “adecuado al momento y enfocado al futuro”.

El lehendakari ha destacado que Euskadi “ha demostrado capacidad” para superar las crisis que ha afrontado en el pasado. En este sentido, ha avisado de que el futuro de la sociedad vasca “dependerá de cómo seamos capaces de superar esta crisis económica, social y de empleo”.

Urkullu ha reclamado que se “flexibilicen” las condiciones de déficit y deuda para que el Gobierno autonómico y el conjunto de las instituciones vascas puedan hacer frente a las necesarias inversiones, con el fin de ayudar a generar actividad y empleo, así como a acelerar la recuperación.

En la reunión de la mesa socieconómica también han participado, por parte del Gobierno, las consejeras Arantxa Tapia, Beatriz Artolazabal, Sonia Pérez y María Jesús San José, así como el consejero Pedro Azpiazu.

Además, en este foro han estado presentes los responsables de Promoción Económica de las diputaciones forales, las asociaciones empresariales Confebask, Adegi, Cebek, SEA, las Cámaras de Comercio, así como ASLE, Grupo Mondragon, la entidad financiera Elkargi, y los sindicatos ELA, LAB, CCOO y UGT.