lunes, 2 agosto 2021 11:43

Celáa y su globo sonda sobre la vuelta a las clases que ni habló con las autonomías

  • "Si no hay vacuna, los colegios tendrán la mitad de alumnado en las aulas", dijo la ministra.
  • La ministra no ha hablado de este paso con las comunidades autónomas.
  • El cómo volver a las clases es competencia del Ministerio de Sanidad. 
  • La ministra de Educación, Isabel Celaá, se ha excedido de sus competencias para lanzar un globo sonda a la opinión pública. Lo ha hecho este lunes en una entrevista en la que ha afirmado que “si no hay vacuna, los colegios tendrán la mitad de alumnado en las aulas”. Pero esta decisión no solo no depende de ella ni de su ministerio, sino que tampoco ha consensuado con las comunidades autónomas cómo sería la vuelta al colegio en septiembre. Una propuesta que, tal y como ha podido saber MONCLOA.COM no es más que un globo sonda para ver las reacciones, tanto políticas como por parte de la ciudadanía. Y dichas reacciones no han sido del agrado del Gobierno.

    Determinar las medidas sanitarias depende, como es obvio, del Ministerio de Sanidad, de Salvador Illa. Sin embargo, Celaá ha avisado de que la intención del Gobierno es algo tan estrambótico como abrir las aulas en septiembre solo a la mitad del alumnado. Algo que el Gobierno no ha planteado ni de forma oficial ni ha consensuado con los presidentes de las comunidades autónomas, que tienen mucho que decir a la hora de saber cómo se reanudará el curso y bajo qué condiciones.

    “Hasta que no tengamos un remedio o una vacuna, la única herramienta para combatir al virus es el confinamiento. No podemos poner en riesgo todo lo avanzado. Si hablamos, por poner una cifra, de tres millones de niños en Primaria, que acuden al colegio acompañados por un adulto, imaginemos el movimiento que se produce. Además, si todos los niños acuden a la vez no podremos salvaguardar la distancia obligada”, ha asegurado la ministra en una entrevista al diario 20 minutos.

    Aún no se sabe cómo evolucionará la pandemia en los próximos meses. Hay expertos, como el neumólogo Alexánder Chuchalin, que consideran que literalmente desaparecerá en verano y que no se volverá a ver algo igual hasta dentro de 10 años. Otros consideran que habrá un segundo brote en verano y los más escépticos consideran que puede que de haber un segundo estallido de coronavirus sea en invierno. En cualquier caso, nadie sabe nada con certeza ni se puede augurar cómo estará España para entonces. Sin embargo, Celaá ya tantea el terreno para ver qué medidas se pueden tomar.

    Los profesores consultados por este medio aseguran que otras opciones, como las clases a distancia por vía telemática, tienen sentido en bachillerato y cursos avanzados de la ESO, pero en el colegio la cosa cambia. El trato directo entre profesor y alumno es importante en las fases más prontas del proceso educativo. Y solo permitir ir a clase a la mitad del aula no sería beneficioso para eso.

    [td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”102871″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

    El problema viene cuando Celaá, además de soltar un globo sonda que no depende de ella, no ha aclarado nada a las comunidades autónomas. Ningún presidente autonómico tuvo noticias de que el Gobierno se estaba planteando tomar esta medida tan polémica. La Comunidad de Madrid, de hecho, ha llegado a plantear la posibilidad de abrir los colegios y las universidades antes de septiembre. Incluso en junio. Pero vistos los planes del Gobierno, puede que eso no pueda pasar hasta que llegue el otoño.

    El próximo 14 de mayo el Gobierno se reunirá con los presidentes de las comunidades autónomas y se tratarán este tipo de temas. Pero Celaá prefiere lanzar globos sonda en los medios de comunicación con asuntos como la vuelta al colegio y cómo se abordará antes que tratarlo directamente con las autonomías, algo que no ha gustado dentro de las administraciones autonómicas.

    El desapego entre el Gobierno y las autonomías no es nuevo. La Comunidad de Madrid ha protagonizado la tensión entre lo que se ha convertido en algo común a lo largo de la crisis de la pandemia: reproches continuos y problemas entre las competencias de cada uno a la hora de gestionar el confinamiento y la desescalada. Pero ahora, algo tan importante y crucial como la educación parece estar completamente en el aire.

    Las comunidades ya buscan la alternativa para empezar cuanto antes las clases. Pero para ello hay que estar pendiente de cuáles serán las medidas sanitarias e higiénicas que regirán los colegios, institutos e universidades. Y para aplicar dichas medidas tendrán que ver cómo evoluciona la pandemia y el número de casos e infectados.