lunes, 2 agosto 2021 23:24

PNV insta a los partidos vascos a no tirarse “los trastos a la cabeza”

El responsable de Política Institucional del PNV, Koldo Mediavilla, ha instado a los partidos vascos a no tirarse “los trastos a la cabeza” y a poner fecha de las nuevas elecciones en Euskadi para poder abordar “la situación económica que se nos viene encima, con firmeza y criterios de solidez”.

En una entrevista concedida a Onda Vasca, recogida por Europa Press, Mediavilla ha rechazado que haya pactado que el Partido Socialista no se niegue a celebrar comicios en julio a cambio de respaldar la cuarta prórroga del estado de alarma. “Para nada, lo que se ha pactado es lo que se ha visto con luz y taquígrafos”, ha asegurado.

El dirigente jeltzale ha recordado que el Lehendakari, Iñigo Urkullu, se reunirá con los partidos, de nuevo, el próximo 14 de mayo para analizar la fecha de las elecciones autonómicas, con los informes de los expertos sanitarios y una perspectiva a futuro. En ese encuentro, las formaciones deberán hacer sus propuestas para que se celebren elecciones en julio o bien en septiembre u octubre.

Koldo Mediavilla cree que, para julio, se podrá hacer ya “una vida social amplia, con reuniones de gente”, y se ha preguntado por qué no se va a poder votar, que es un “derecho básico de la ciudadanía”.

En todo caso, ha insistido en que el PNV “no ha presionado a nadie para que se posicione al respecto”. Además, ha lamentado que se hayan hecho unas declaraciones “muy decepcionantes”, a alusión a las palabras de la portavoz de Elkarrekin Podemos-IU, Miren Gorrotxategi, en las que acusó al PNV de “jugar con la salud y convertir el estado de alarma en un estado de ruina”.

“Paralelamente, la ministra de Trabajo de Podemos se felicitaba de la responsabilidad del PNV a nivel estatal. No se comprende esta dualidad de declaraciones, que responden a que Gorrotxategi no se entera o porque, enterándose, juega a la peor política posible, que es la de destrucción de los espacios de encuentro”, ha asegurado.

También se ha referido al hecho de que EH Bildu haya dicho que no se está en situación de elecciones, sino de test. “Ya he visto que el doctor Otegi también hablaba de hacer test masivos, como el señor Casado, algo que no recomienda absolutamente nadie”, ha manifestado.

En todo caso, ha dicho que la formación soberanista dirá cuál cree que es la fecha más adecuada para los comicios. “Ellos eran los que pedían que, cuanto antes, el Parlamento Vasco, hoy disuelto, se volviera a constituir y, de la noche a la mañana, han cambiado el discurso, para decir que no es momento de elecciones. Ya se aclararán, como se aclara el señor Otegi en muchas ocasiones”, ha señalado.

Mediavilla cree que la fecha electoral se debe fijar con el consenso más amplio posible y, en este sentido, ha subrayado que el Lehendakari consultará el 14 a todos los partidos políticos y, en virtud de lo que digan, se intentará “solucionar la anomalía democrática” que se vive en Euskadi, con una Cámara disuelta tras la suspensión de la convocatoria electoral del pasado 5 de abril por la pandemia.

SITUACIÓN ECONÓMICA

“Necesitamos un Gobierno sólido y un Parlamento fuerte para que la situación económica que se nos viene encima, pueda ser abordada con firmeza y criterios de solidez para que salgamos adelante cuanto antes”, ha indicado.

Preguntado por si cree que el PSE-EE lo va a apoyar, ha indicado que se han visto “fricciones en todas partes”, pero él se queda con la parte positiva de que “no es el momento de echarnos los trastos a la cabeza los unos y los otros, sino de arrimar el hombro” con el Partido socialista y “con todos”.

En esta línea, ha insistido en que el Gobierno vasco sigue manteniendo reuniones con todos los partidos para informarles de sus decisiones semanalmente. “Y no vemos por parte de algunos esa vocación de colaboración. Hablan mucho de colaborar, pero, a la hora de la verdad, no es más que retórica y declaraciones que no van a ningún sitio”, ha destacado.

Por ello, ha llamado a las diferentes fuerzas políticas a “ponerse las pilas” y lograr un acuerdo, “de una vez por todas, para poder sacar adelante este país, una vez más, con el esfuerzo de todos”.

PEDRO SÁNCHEZ

Koldo Mediavilla ha señalado que su partido se fía de que Pedro Sánchez cumpla los compromisos adquiridos con los jeltzales para apoyar el decreto de alarma.

En esta línea, ha recordado que, cuando el PNV apoyó la tercera prórroga del estado de alarma, ya advirtió de iba ser la última que respaldaran si no se modificaban una serie de “elementos básicos” porque existía un problema sobre “cómo se ejecutaba y gestionaba” esta herramienta jurídica “para momentos excepcionales”.

A su juicio, era “fundamental que ese denominado ‘mando único’ que estaba ejerciendo el Gobierno español” se modificara a favor de “una cogobernanza entre las comunidades autónomas y el propio Gobierno del Estado”.

“Poniendo el símil de escalada y desescalada, daba la impresión de que alguien quería subirse al monte y subía, acompañado de sherpas que le llevan todos los equipamientos, para que él pudiera salir con las manos en los bolsillos”, ha añadido.

El dirigente jeltzale ha apuntado que, en la desescalada, debía haber un reconocimiento de las comunidades autónomas “como elementos próximos a la ciudadanía para poder gestionar esta situación, hecho que ha ocurrido ahora” al aprobarse la enmienda del PNV en el Congreso.

Asimismo, ha asegurado que no volverán a votar un estado de alarma, que “debe desaparecer”, porque, “para la vuelta a restituir los derechos fundamentales, basta con la legislación ordinaria”.

TREVIÑO

En cuanto al hecho de que Treviño haga la desescalada con Álava –al igual que, en su opinión, debe ocurrir con otros enclaves ubicados dentro de otros territorios, pero que pertenecen a otra comunidad autónoma, como Villaverde de Trucíos o Petilla de Aragón–, ha dicho que es algo “de sentido común” y no se trata de una cuestión política.

“No es normal que viviendo a escasos minutos de Vitoria, donde se lleva a cabo la vida social e incluso sanitaria de los habitantes de Treviño, tuvieran que depender de Burgos o de Castilla y León (para la desescalada)”, ha añadido.

Esto ha salido adelante, después de que las enmiendas del PNV al estado de alarma hayan sido apoyadas, “incluso por UPN”, según ha manifestado, lo que “no es una cuestión baladí”.

Koldo Mediavilla ha recordado que ERC votó a favor del texto del Grupo Vasco, pero no EH Bildu, que se abstuvo. “Trató de explicarlo porque había intereses electorales por medio, pero no se entiende muy bien, cuando en Gipuzkoa ayer mismo su portavoz en Juntas Generales hablaba del estado de alarma prácticamente como un 155 que había que derribar”, ha subrayado.

En esta línea, ha dicho que, luego, la diputada de la formación soberanista Mertxe Aizpurua señaló, en los medios de comunicación, que, “gracias a EH Bildu y a su responsable abstención, se ha conseguido mantener” el decreto de alarma. “Son esas situaciones de ‘doctor Jekyll y mister Hyde’, que muchas veces vemos en la izquierda abertzale”, ha manifestado.