sábado, 31 julio 2021 09:05

La propuesta de Castells sitúa la primera matrícula al precio de 2011-2012

El Ministerio de Universidades propuso este jueves a las comunidades autónomas reducir el coste de la primera matrícula de Grado para el curso 2020-2021 y consensuar un máximo en toda España. La medida presentada por Manuel Castells situaría este precio a niveles del curso 2011-2012, precisamente el que se mantiene en Galicia desde hace nueve años.

Castells ha trasladado esta posibilidad a los gobiernos autonómicos en la reunión telemática del Consejo General de Política Universitaria. Las comunidades estudiarán la propuesta en próximas fechas para analizar el impacto presupuestario de esta medida que, según el Ministerio de Universidades, ha tenido “buena acogida” entre los consejeros.

La conselleira de Educación, Universidade e Formación Profesional, Carmen Pomar, trasladó a Castells que esta es, precisamente, la situación en la que se encuentran estas tasas de Galicia, donde levan “congeladas” desde ese mismo año académico.

Una de las posibilidades apuntadas por el Ministerio para lograr esta rebaja sería la dotación de compensaciones para paliar la pérdida de ingresos como consecuencia de la reducción del precio.

Castells ha pedido a las comunidades autónomas que calculen el coste que les supondría reducir el próximo curso el precio de la primera matrícula de Grado para valorar con el Ministerio de Hacienda la viabilidad de esta medida.

Según ha explicado en el Congreso, el departamento de María Jesús Montero requiere estas cifras para compensar presupuestariamente a las comunidades. “No me han dicho que sea imposible, pero necesito el numerito”, ha asegurado Castells. “El trato que hemos llegado con las comunidades es que me dan un numerito y yo hablo con Hacienda para ver hasta dónde podemos llegar”, ha añadido.

En este sentido, Pomar ha manifestado su desacuerdo con que territorios que hasta el momento tenían precios más altos reciban compensaciones por reducirlos de cara al próximo curso, mientras otros como en Galicia “no vean compensado este trabajo” mantenido durante “casi una década” de contención.

Educación exigió, así, que se tenga en cuenta “el esfuerzo presupuestario realizado por Galicia” en beneficio del ahorro de las familias del alumnado, aunque estará a la espera de la propuesta por escrito de fijación de precios mínimos de primera matrícula que remita el Ministerio de Universidades.

BECAS

Por otro lado, la conselleira de Educación ha insistido a Castells en la fijación de los criterios de cara a la obtención de becas para el próximo curso y que estas tengan en cuenta las situaciones derivadas de la crisis sanitaria, como la pérdida de ingresos, la enfermedad de un familiar y los nuevos plazos de matrícula.

“La Consellería está preparada ya para reforzar, si fuese necesario, las becas existentes para estudiantes que sufran causas imprevistas”, ha asegurado, cuyo plazo está abierto durante todo el año académico y cuya línea de ayudas podría ampliarse para el próximo curso.

UN PRECIO EQUITATIVO

Durante la reunión con las comunidades de este jueves, Castells ha advertido de que, aunque “es necesario aumentar los recursos de las universidades”, “no es equitativo” que esto se produzca “a costa de las matrículas que tiene que pagar el estudiantado y sus familias, particularmente en un momento de tanta penuria económica como el actual”.

Otro de los objetivos es el de armonizar el coste de la universidad para los estudiantes ante la disparidad actual de precios entre comunidades autónomas. “Esta desigualdad territorial en la fijación de precios públicos también genera problemas de equidad en el acceso a los estudios universitarios”, afirman desde el Ministerio.

Según los datos oficiales, en el curso 2019-2020 el precio medio del crédito universitario de Grado en primera matrícula es de 17,03 euros, aunque oscila entre comunidades. Mientras en Cataluña o Madrid se supera esta media, Andalucía o Galicia mantienen precios más bajos que el resto de regiones.

El departamento de Castells ha asegurado que durante la reunión virtual se ha producido “un cordial y constructivo intercambio de pareceres, que continuará en los próximos días para intentar llegar a una fórmula de consenso” entre el Gobierno y las comunidades.

El Ministerio de Universidades volverá a convocar a las comunidades a una nueva Conferencia General de Política Universitaria dentro de dos semanas.

REDUCCIONES PROGRESIVAS

El objetivo del Ministerio es reducir este primer año las tasas de primera matrícula de Grado, para continuar en próximos cursos rebajando progresivamente el resto de las tasas hasta recuperar los precios por crédito que existían en el curso 2011-2012. Desde entonces, asegura el Gobierno, el precio medio se ha encarecido un 17%.

Con ese propósito, este pasado martes se aprobó en el Consejo de Ministros la derogación del sistema de ‘horquillas’ para precios públicos de matriculación en las enseñanzas universitarias implantado en 2012 por el gobierno de Mariano Rajoy.