jueves, 5 agosto 2021 15:19

El Arzobispado de Valencia ve “convenientes” las reuniones en la fase 1

La delegación de Liturgia del Arzobispado de Valencia considera que en la Fase 1 de la desescalada, “y en la medida en que vayamos retornando a la normalidad”, “sería muy conveniente que la comunidad cristiana se reuniera para rezar por los difuntos fallecidos en estas últimas semanas y que no pudieron ser encomendados a la misericordia de Dios por toda la parroquia”.

Esta delegación ha elaborado materiales con orientaciones para celebrar las exequias de los fallecidos durante las restricciones a causa de la pandemia por el COVID-19, según ha explicado el Arzobispado en un comunicado.

Los materiales, que han sido enviados a las parroquias, pretenden ser de ayuda a los párrocos y capellanes de cementerios “para llevar a cabo aquello que no se pudo realizar” por el estado de alarma, y “acompañar pastoralmente a las familias que han sufrido la pérdida de un ser querido y no han podido despedirse”.

El Arzobispado cree que “una de las consecuencias más dolorosas de este tiempo de estado de alarma y confinamiento ha sido el no poder realizar los ritos exequiales por los difuntos en las parroquias”.

Por ello, a partir del lunes, cuando se inicie la Fase I de la desescalada, “y en la medida en que vayamos retornando a la normalidad”, “sería muy conveniente que la comunidad cristiana se reuniera para rezar por los difuntos”.

“Queda, en todo caso, a criterio de cada párroco encontrar el mejor momento, en algunos casos cuando comience el proceso de reapertura de los templos o un poco más adelante cuando se permita un mayor aforo en los templos”, ha señalado el Arzobispado, que ve “conveniente celebrar una misa por todos los difuntos y, en particular, por todos los fallecidos a causa de la pandemia”. Los materiales pueden ser descargados en la página web del Arzobispado de Valencia,