miércoles, 28 julio 2021 13:02

Feijóo destaca que se “reforzó” con otra muestra de 5.000 pacientes

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, a la espera de los resultados del estudio epidemiológico del Servizo Galego de Saúde (Sergas), cuya primera fase finaliza este viernes, ha destacado que, para “reforzar” su fiabilidad, se optó por “cruzarlo” con otra muestra con más de 5.000 pacientes a los que se les practicó la prueba del coronavirus con test distintos.

“El estudio lo vamos a parar porque ha finalizado su primera parte”, ha señalado, en la rueda de prensa posterior al Consello de la Xunta, tras ser preguntado acerca de las quejas de profesionales médicos que ponen en cuestión sus resultados.

En este sentido, ha insistido en que los test usados para este estudio son los que en su día trasladó el Gobierno central en que, si bien “no valen para diagnóstico”, sí estarían acrediatos para determinar, desde una perspectiva epidemiológica, la “orden de magnitud de circulación del virus” en la Comunidad.

Además, a preguntas de los periodistas, Feijóo ha ratificado que se tomó la decisión de “cruzar ese estudio” con otra muestra de más de 5.000 pacientes “a los que se les hizo un test de doble banda, que es más fiable”.

Ahora, ha apelado por ver los resultados de la primera ola del estudio, comprobar si hay “disfunciones” entre los test cedidos por el Gobierno y los que usará la Comunidad en el futuro. A partir de este momento, se decidirán los pasos a dar para la segunda fase, de acuerdo con la previsión inicial, donde ya se preveía esperar unas semanas.

TRATAR LOS DATOS

Por su parte, el director xeral de Asistencia Sanitaria, Jorge Aboal, ha ratificado, en declaraciones en la Radio Galega, recogidas por Europa Press, que, una vez concluido el estudio este viernes, esperan tener en “dos o tres días” los resultados. Por ello, ha preferido “no avanzar resultados” porque disponen de “datos brutos” para elaborar ahora “el estudio epidemiológico”.

Preguntado por la petición de algunos médicos de familia de que se paralice el estudio y no se haga la segunda fase, cuyo inicio se prevé para dentro de un mes, ha defendido que se continúe. “Me parece muy curioso que haya diferentes opiniones de porqué vamos a seguir con el estudio si no nos da el dato que nosotros queremos”, ha afirmado.

“La profesión investigadora y el avance médico no está ligado a que si el dato que sale es el que quiero sigo, y si no sale, no sigo, esto está fuera del mundo científico”, ha explicado Aboal, quien ha reivindicado la “fiabilidad” del test empleado.

“Hay que seguir un método muy rígido, muy estructurado y con una validación científica al final. Queremos hacer un estudio epidemiológico científico”, ha defendido para sentenciar que “todas las opiniones de que si no sale como quiero no me gusta, quedan en otro ámbito que no es el científico”.

CAPACIDAD DIAGNÓSTICA “MUY POTENTE”

Por otra parte, Feijóo ha ratificado que los 400.000 nuevos test donados por Inditex ya están comprados –y 100.000 ya en manos del Sergas–, y también ha aludido al proyecto de ‘pooling’ anunciado este miércoles, que permitirá hacer test masivos a población homogénea, antes de incidir en que Galicia se está dotando de una capacidad diagnóstica “muy potente”.

Finalmente, ha defendido que no se rescindieron contratos en el ámbito sanitario y ha defendido el método elegido para la distribución de mascarillas “de la forma más aséptica posible”.