sábado, 31 julio 2021 10:02

Iglesias agradece a la “derecha civilizada” de Ciudadanos su apoyo

El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, ha agradecido este viernes Ciudadanos que haya decidido asumir el papel de “derecha civilizada”, al apoyar al Gobierno en la prórroga del estado de alarma, y ha pedido al PP que siga su ejemplo y “abandone a Vox” para poder afrontar la tarea de reconstrucción tras el coronavirus.

Así lo ha asegurado en su intervención al inicio de la reunión telemática del Consejo Ciudadano Estatal (CCE) de este viernes, la primera que celebra el máximo órgano de dirección de Podemos desde el 17 de enero y, por lo tanto, desde que comenzó la expansión del coronavirus y el Gobierno decretó el estado de alarma.

En su discurso, Iglesias se ha centrado en analizar el papel que está ejerciendo Podemos en el Ejecutivo de coalición, desarrollando, según ha defendido, un escudo social “que no tiene precedentes en términos de protección social” y que es “mucho más de lo que hizo nunca ningún Gobierno de España para proteger a la gente de una crisis”, con medidas como la del ingreso mínimo vital, que está “a las puertas” de ver la luz.

Tras señalar algunos de los “consensos” que a su juicio, existen en la sociedad a la hora de abordar esa tarea de reconstrucción, como la necesidad de reforzar la sanidad pública y que nunca más haya recortes en este campo, ha defendido que para ello el Gobierno debe “tender la mano a todo el mundo”.

TENDER LA MANO A LA OPOSICIÓN, AUNQUE “GRITEN, INSULTEN O MIENTAN”

“Es obvio que tenemos muchas diferencias con los partidos de la oposición pero la gente nos está pidiendo que colaboremos. Por eso a pesar de que algunos griten, nos insulten o mientan, este Gobierno va a seguir tendiendo la mano a todo el mundo para trabajar juntos en una reconstrucción que no es una tarea del Gobierno sino de país”, ha enfatizado.

Eso sí, a continuación ha admitido que no son “ingenuos” y saben “perfectamente” la oposición que existe en España y que, según ha afirmado, “dista mucho de la que hay en otros países”. “Una oposición como Vox, que está en posiciones abiertamente golpistas y que se sitúa en contra del interés general”, ha criticado.

Iglesias ha querido hacer un inciso en su discurso para responder a las críticas lanzadas por el portavoz de Vox en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros, “el próximo Marqués de Valtierra”, contra el secretario general del Partido Comunisa (PCE) y portavoz parlamentario de IU, Enrique Santiago, tras ser elegido vicepresidente de la Comisión para la Reconstrucción.

“Mientras el PCE estaba redactando la Constitución, los padres ideológicos del marqués Espinosa de los Monteros estaban oponiéndose a la democracia y a la Constitución y afilando los sables. Ningún miembro de Vox le llega a Enrique Santiago y a los comunistas españoles a la suela del zapato en lo que a patriotismo se refiere”, ha defendido.

De hecho, ha asegurado que en “la historia de la democracia y de la Constitución” española, la construcción de la servicios públicos como la Sanidad o la Educación “jamás contó con el concurso de la extrema derecha”. “Y en gran medida tampoco con el de la derecha tradicional”.

Así, además de cargar contra Vox, Iglesias ha criticado a un PP “atrapado en su competición” con el partido de Santiago Abascal, “incapaz de desempeñar el papel que se espera del principal partido de la oposición”.

“Hoy nos enfrentamos a la necesidad de una nueva reconstrucción y todo el mundo tendrá que elegir cuál quiere que sea su papel, especialmente el PP, que tiene que elegir si se sitúa con Vox en una esquina de la historia, o si se sitúa con España con el intenrés geenral y con la defensa de los consensos que comparte toda la ciudadanía y creo que también sus propios votantes. Ojalá el PP abandone a Vox y vuelva a la Constitución”, ha reclamado.

El líder ‘morado’ sí ha querido reconocer sin embargo que, frente al PP y Vox, Ciudadanos sí se ha comportado “en las últimas horas” como un partido de “derecha civilizada”, dando a apoyo “a un Gobierno que llama socialcomunista”. “Y a pesar de eso, han sido capaces de aceptar la mano que les estamos tendiendo. Hay que saludarlo, a pesar del peso modesto que tiene Ciudadanos en este momento”, ha apostillado.

En este contexto, Iglesias ha insistido en que la obligación del Gobierno, “a pesar” de la oposición que tiene, es tender la mano a todo el mundo, “siendo conscientes de que va a ser muy difícil que se sumen a la reconstrucción de lo común aquellos cuya principal obra política ha sido precisamente la destrucción de lo común”.

“Y siendo conscientes incluso de que hay quienes siempre se van a situar enfrente del interés general y de todos los consensos sociales, porque eso es lo que siempre han representado”, ha añadido, en referencia a Vox.

En cuanto al papel que debe ejercer Podemos, Iglesias ha defendido que debe ser el de defender los servicios públicos, a los trabajadores, o a los pequeños y medianos empresarios, y ha emplazado a sus cargos y a su militancia, “a la gente de Podemos”, a seguir “movilizada” en las redes, en los centros de trabajo, o en los barrios para “empujar” la posibilidad de hacer realidad esos consensos sociales que refuerzan lo público y la sociedad.

En este punto, ha avanzado que la dirección pondrá nueva fecha a la Tercera Asamblea Ciudadana Estatal que estaba prevista para finales de marzo y tuvo que ser aplaza por la pandemia del coronavirus.

EL GOBIERNO LE RETIRARÁ LAS MEDALLAS A BILLY EL NIÑO “A LA MAYOR BREVEDAD”

Además, el vicepresidente segundo ha comenzado su discurso recordando a los “luchadores de la democracia” que fueron torturados por el expolicía del franquismo, el “criminal” Antonio González Pacheco, alias ‘Billy el Niño’, y ha confesado que siente “vergüenza” como miembro del Gobierno por no haber logrado que se le retiraran a tiempo sus medallas y privilegios.

Por ello, ha garantizado que el Gobierno está haciendo “lo posible y lo imposible para que a la mayor brevedad las medallas y honres le sean retirados a título póstumo”. “Es lo mínimo que podemos hacer desde el Gobierno, dadas las circunstancias”, ha señalado.

“Como Gobierno tenemos la obligación de pedir perdón a las víctimas porque el hecho de que González Pacheco haya fallecido sin ser juzgado, manteniendo honores y condecoraciones, es una vergüenza de nuestra democracia, un insulto al trabajo de miles de policías honrados, y una humillación a nuestra patria”, ha lamentado.