viernes, 30 julio 2021 16:59

Lío autonómico: ¿17 criterios para pasar de fase en la desescalada?

El Ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha alertado que, dado que se ha establecido la cogobernanza entre Gobierno y las comunidades, estas deberán actuar con co-responsabilidad al avanzar en la desescalada. Esta advertencia ha sido lanzada como dardo a la masiva solicitud de los gobiernos regionales para dar paso a la fase 1 desde el próximo 11 de mayo. “El que propone tiene que ser responsable de lo que propone” al referirse a las iniciativas planteadas de pasar a la fase 1. Y es que el lío autonómico para la desescalada es monumental, con Madrid pidiendo el cambio de fase y regiones como Castilla y León que se muestran más cautas con una población mucho menor y más dispersa. ¿Existen 17 criterios + 1 para hacer la desescalada?

¿CÓMO SE DECIDEN LOS CAMBIOS DE FASE EN LA DESESCALADA?

Los criterios para que las comunidades autónomas estén facultadas con argumentos para proponer al Ministerio de Sanidad su avance en la fase de desescalada están reflejadas en la orden ministerial de cogobernanza publicada el domingo 3 de mayo en el BOE. En ella se recoge que deberán cumplir los siguientes parámetros:

  • Tener capacidad para que en cinco días garanticen 2 camas de UCI por cada 10000 habitantes
  • Garantizar entre 37 y 40 camas por cada 10000 habitantes para enfermos agudos en un plazo de cinco días.

A ello habría que añadir la coletilla de si se produce un rebrote que parece estar de forma elíptica en todo el texto.

Dado que la vacuna aún no existe, solo queda esperar que los números de futuros contagios, algo así como una inmunidad de grupo controlada, pueda ser absorbida por los Hospitales de cada región. Los criterios en sí mismos no tienen ningún carácter limitante para el contagio, sino que se plantean como una garantía de que se pueda hacer frente sin sobrepasar la capacidad del sistema sanitario.

Recordemos que tanto Fernando Simón como Pedro Sánchez o el propio ministro Illa siempre remarcan en sus intervenciones que son criterios puramente sanitarios. Y lo son, pero no de prevención o control del contagio sino de su gestión.

A estos criterios, se une el compromiso del Gobierno de establecer reuniones de valoración con cada Comunidad Autónoma a cambio de que estas informen puntualmente de la evolución de la pandemia en sus territorios.

ASÍ DEBEN REMITIR SU PROPUESTA LOS GOBIERNOS AUTONÓMICOS

En base a estos criterios, cada equipo regional debe evaluar la situación en su territorio y en caso de que consiedere que está preparada, formular la propuesta, que, a su vez, debe contener la siguiente información:

  • un análisis de las capacidades estratégicas disponibles en el sistema sanitario, con cinco marcadores de referencia. A saber: sistemas de alerta precoz y vigilancia epidemiológica; identificación y contención rápida de fuentes de contagio; capacidad de aislamiento y control de las fuentes de contagio confirmadas y potenciales; atención primaria; y asistencia hospitalaria.
  • un análisis de la situación y evolución epidemiológica esperada en el territorio y de los mecanismos para reducir el riesgo de transmisión en la población.

En cualquier caso, todas las propuestas deben contemplar las medidas necesarias que establecerá la región para reducir el riesgo de transmisión.

EL MANDO ÚNICO, CRITERIOS REGIONALES PROPIOS

Después de la enconada batalla por ser parte de las decisiones sanitarias a adoptar, nos vemos en la tesitura de que el Gobierno ha cedido a la solicitud de flexibilidad de las Comunidades Autónomas, lo que crea una situación aún más compleja a la hora de evaluar la situación de cada comunidad.

Así, por ejemplo, en Castilla y León se ha optado por una segmentación mixta: Las poblaciones con mayor número de habitantes se rige por el criterio de municipalidad, mientras que las zonas con menor población y mayor dispersión siguen el criterio de áreas de salud, siendo las cabeceras sanitarias los que marcan el proceso de desescalada.

Y así con cada una de las Comunidades Autónomas y Ceuta y Melilla. A esto se le suma que, si atendemos a lo que han expresado desde el Ministerio de Sanidad, se realizará una reunión con cada Comunidad Autónoma para evaluar la propuesta, teniendo en cuenta que en el comité de evaluación deberá haber un “delegado” por cada Comunidad Autónoma. Un lío de proporciones monumentales.

ILLA TIENE LA ÚLTIMA PALABRA

Por si fuera poco, quien tiene la última palabra es Salvador Illa tras escuchar la valoración técnica que realice el equipo de 12 personas misteriosas. A esta evaluación sanitaria se debe realizar una evaluación técnica por parte del Ministerior de Transportes.

Así las cosas, aquellas autonomías que puedas someter todas o partes de sus regiones a un cambio de nivel de la desescalada lo sabrán como muy tarde le sábado. Fernando Simón se ha comprometido a hacer público el informe gubernamental sobre las diversas propuestas regionales.

QUIÉNES SOLICITAN LA FASE I DE LA DESESCALADA

Una de las trampas de la solicitudades de las Comunidades Autónomas reside precisamente en que el Gobierno ha dado pie a la libre interpretación de unos datos; datos que en ningún momento han sido coordinados ni coherentes, y mucho menos uniformes en cuanto a criterios, obtención y comunicación. ¿Quiénes han solicitado pasar de fase? ¿Quiénes se muestran contrarias? El día de hoy nos ha dejado incluso piropos sorprendentes, como el del Vicepresidente del Gobierno de Castilla y León, Francisco Igea, que ha alabado públicamente la prudencia de Joaquim Torra.

MADRID, LA SORPRESA PARA TODOS

A pesar de las discrepancias en el seno de su gobierno, que ha dado como resultado la dimisión de la Directora General de Salud Pública de Madrid, Isabel Díaz-Ayuso ha pedido que Madrid pase a la fase 1 el 11 de mayo. Teóricamente, cumple con los requisitos básicos si nos atenemos a los criterios estrictamente. Sin embargo, desde el sector sanitario se alerta de que no solo se deberían garantizar las camas sino los recursos humanos y de material.

SOLO CASTILLA Y LEÓN Y CATALUÑA PIDEN FASE 1 PARA DETERMINADAS ÁREAS DE SALUD

Tan solo Castilla y León, que es la tercera región con mayor número de casos, y Cataluña, que es la segunda, han utilizado la división de área sanitaria como unidad de referencia. De esta forma, su propuesta solo afecta a una parte mínima de estas. En el caso de Castilla y León, la Consejera de Sanidad, Verónica Casado, ha informado hoy de un claro repunte en los contagios que siguen muy de cerca, por lo que han optado por la opción más prudente.

El sábado viviremos las primeras decisiones del Gobierno, sabiendo qué opciones se validan, cuáles no. Y, como alertan los expertos epidemiológicos, incluido el propio Simón, en unos pocos días sabremos si la desescalada tiene consecuencias en los rebrotes, como parecen indicar los datos de Castilla y León.