miércoles, 28 julio 2021 13:18

Madrid responde a Iglesias sobre menús escolares: “era una emergencia”

La Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid ha respondido al requerimiento del Ministerio de Derechos Sociales, encabezado por Pablo Iglesias, para que justifique que los menús de Telepizza, Rodilla y Viena Capellanes para los alumnos con beca de comedor por pertenecer a familias perceptoras de Renta Mínima de Inserción (RIM) son saludables y revise el proyecto, que “se trataba de una situación de emergencia que requería una solución rápida y la mejor posible”.

En un escrito titulado ‘Informe del reparto de menús de becas de comedor escolar a familias RMI en la Comunidad de Madrid durante la pandemia Covid-19’, al que ha tenido acceso Europa Press, la Consejería sostiene que “no es posible ver con los ojos de hoy lo que sucedió entre el 11 y el 18 de marzo pasados”.

El Ministerio de Derechos Sociales emitió dicho requerimiento después de que la Comunidad de Madrid solicitara la financiación de estos menús con cargo al crédito extraordinario para ayudas destinadas a garantizar el derecho básico de alimentación de niños y niñas en situación de vulnerabilidad que se encuentran afectados por el cierre de centros educativos.

“Se emite el presente informe para justificar la idoneidad y el carácter saludable y equilibrado de los menús, indicados anteriormente, en el contexto de su financiación, con cargo al crédito extraordinario para ayudas destinadas a garantizar el derecho básico de alimentación de niños en situación de vulnerabilidad, que se encuentran afectados por el cierre de los centros educativos”, expone la Consejería.

El departamento encabezado por Enrique Ossorio expone las acciones llevadas a cabo desde que se suspendieron las clases el pasado 11 de marzo de 2020, debido a las circunstancias provocadas por el Covid-19, para buscar “la mejor fórmula acorde a la excepcional situación para atender a los 11.500 alumnos que tenían beca de comedor por pertenecer a familias RMI”.

MEDIDA DE CARÁCTER TEMPORAL

“Somos conscientes de que esta medida era de carácter temporal debido al momento crítico que vivía nuestra región en una situación de confinamiento social que no habíamos conocido antes y con centenares de muertos cada día”, ha reconocido la administración autonómica.

A este respecto, ha señalado que “la situación no era como la actual, fue un momento de gran desconcierto por los bruscos cambios que habían sucedido y de enorme preocupación por la salud de todos los ciudadanos”.

“Ahora la sociedad y sus diferentes estructuras se han adaptado a la situación excepcional que se está produciendo y estamos en el inicio de la transición hacia la rebaja de las medidas adoptadas el pasado mes de marzo para luchar contra la pandemia”, ha agregado.

PIDIÓ AUTORIZACIÓN AL MINISTERIO DE SANIDAD

Por otro lado, ha recordado que solicitó autorización al Ministerio de Sanidad, “como autoridad responsable en aquellos momentos a nivel nacional en los asuntos relacionados con la pandemia”.

“El Ministerio no prohibió la actuación y parece claro que si ese Ministerio hubiese considerado no adecuada la propuesta desde un punto de vista alimentario, la habría rechazado, dadas las competencias que ostenta”, ha observado.

Como ya ha explicado con anterioridad el Gobierno regional, la Consejería ha afirmado que “se pensó en contratar a empresas de catering para adquirir los alimentos y que los ayuntamientos ayudaran en la distribución; para lo cual se pidió el apoyo de la Federación de Municipios de Madrid (FMM)”, pero “solo respondieron afirmativamente 24 de los 179 ayuntamientos”.

“Al fracasar esta posibilidad, nos reunimos con la asociación de hostelería y restauración con mayor número de locales para que los niños pudieran comer en un restaurante cercano a su domicilio. Este proyecto se convirtió en imposible tras la Orden de la Consejería de Sanidad por la que se cerraron los restaurantes y cafeterías. Posteriormente, se contactó con empresas de logística que manifestaron su disposición para llevar a cabo la distribución, pero al contactar con grandes superficies de alimentación nos dijeron que en las circunstancias actuales les era imposible participar por el enorme esfuerzo que suponía el abastecimiento”, ha proseguido, tal y como ya había detallado el Gobierno regional.

“Finalmente, se habló con la asociación Marcas de Restauración por el gran número de restaurantes que engloba en la Comunidad de Madrid. De todas sus empresas, solamente Telepizza y Rodilla manifestaron capacidad para acometer la actuación de alimentar a los 11.500 alumnos. Y, desde el miércoles 18 de marzo se empezaron a entregar esos menús en sus establecimientos”, ha continuado, para agregar que, “a continuación, hubo que resolver el problema de los 74 municipios y 850 alumnos que residían en localidades sin establecimiento de Telepizza y Rodilla”, para lo que “se alcanzó un acuerdo con Viena Capellanes que lleva los menús diarios a 66 ayuntamientos y 650 alumnos”.

Aparte, recuerda las actuaciones especiales que se acometieron en la Cañada Real Galiana, que incluyen un mecanismo de reparto con camiones propios de Rodilla facilitando menús escolares en la entrada de Cañada Real a 400 niños.

VALOR NUTRICIONAL

Sobre el valor nutritivo de los menús, ha reiterado que “han sido supervisados por los departamentos de nutrición de las empresas, pensando en una dieta equilibrada y variada, teniendo en cuenta factores como la ingesta de calorías, de fibra, las vitaminas aportadas, y minerales necesarios en su alimentación”.

“El hecho de que los menús los ofrezcan empresas, como Telepizza o Rodilla, no significa que únicamente se ofrezcan menús de pizza o sándwiches, existe una serie opciones con ensaladas, pasta, y que también incluyen yogures y fruta. Los alumnos han podido alternar cada día entre los menús de una u otra empresa acudiendo a sus puntos de distribución”, han reiterado. En lo que respecta a Viena Capellanes, han recalcado que “se ofrece también legumbres, arroz, verduras y pescado”.

La Consejería de Educación aporta los menús ofrecidos por las distintas cadenas, que ya había difundido, y agrega que “es preciso señalar que la pizza es uno de los productos más antiguos de la dieta mediterránea, se consume desde hace más de 1.000 años. Además, de hidratos de carbono, la pizza es fuente de nutrientes variados como: Potasio, Calcio, Hierro, Fibra, etc. gracias a la cantidad y variedad de alimentos que se pueden combinar en su elaboración”.

“En este sentido, el doctor Escribano, médico español y especialista en endocrinología, nutrición y medicina deportiva; además de colaborador y asesor habitual de clubes e instituciones deportivas, así como distintos deportistas de élite a nivel individual, especialmente futbolistas, tenistas, atletas y baloncestistas, pone en valor el aporte nutricional que tiene la pizza en la composición de una dieta saludable, equilibrada y variada para cualquier consumidor, y en especial en la dieta de los más jóvenes”, ha apostillado.