sábado, 31 julio 2021 20:38

Urkullu llama a convocar elecciones y recuperar la normalidad política

El Lehendakari, Iñigo Urkullu, ha emplazado este viernes a los partidos políticos vascos a llegar a “un acuerdo con el máximo consenso posible” para celebrar las próximas elecciones vascas, algo fundamental para “la recuperación plena de la normalidad política e institucional”.

Tras asegurar que Euskadi cuenta “con mecanismos preventivos suficientes para desarrollar cualquier actividad”, también los comicios, “garantizando la salud y la seguridad de las personas”, ha afirmado que “el estado de alarma y mando único no puede aplicarse en menoscabo de los derechos de la participación política”.

Durante su tercera comparecencia ante la Diputación Permanente del Parlamento Vasco para explicar la gestión del Gobierno Vasco en la pandemia del coronavirus, Urkullu no se ha referido a las posibilidades que existen para celebrar las elecciones autonómicas vascas, que fueron suspendidas por el coronavirus, aunque en la reunión que mantuvo con las formaciones políticas el pasado 30 de abril se pusieron sobre la mesa dos opciones: julio o septiembre-octubre. Los partidos y el Lehendakari volverán a mantener un encuentro el 14 de mayo para tomar una decisión.

En el capítulo destinado a la recuperación de la normalidad institucional, Iñigo Urkullu ha recordado que hoy se celebra una nueva reunión de la Diputación Permanente de un Parlamento Vasco que se disolvió para convocar elecciones el pasado de abril, y que tuvieron que dejarse sin efecto por la pandemia y las medidas adoptadas para evitar su propagación.

El presidente del Gobierno Vasco ha asegurado que los comicios se tienen que celebrar antes del 25 de octubre “por pura responsabilidad” y, por tanto, “toca hablar de elecciones”. “Sólo expondré un argumento: mientras no haya elecciones y nuevo Parlamento no puede aprobarse ninguna ley”, ha subrayado.

Por ello, ha asegurado que “es necesario hablar” porque no parece “sensato plantear este debate en términos electoralistas”. “Nadie cuenta con certezas en una situación de incertidumbre, dificultad y volatilidad como la que vivimos. Nadie sabe qué contingencias pueden acontecer ahora. No se trata de una u otra fecha, se trata de tomar decisiones con responsabilidad, contando con toda la información, con garantías suficientes y la debida antelación”, ha aseverado.

Según ha explicado, la legislatura “culmina y toca hablar de escenarios de futuro con responsabilidad”. En este sentido, ha destacado que la evolución objetiva de la emergencia sanitaria sitúa a Euskadi en datos anteriores al 13 de marzo.

Asimismo, ha subrayado que “el estado de alarma y mando único no pueden aplicarse en menoscabo de los derechos de participación política”. “La normalización parlamentaria, institucional y política es fundamental para afrontar la recuperación social, económica y del empleo”, ha asegurado.

El Lehendakari ha puesto en valor que Euskadi cuenta “con mecanismos preventivos suficientes para desarrollar cualquier tipo de actividad, garantizando la salud y la seguridad de las personas”.

En este sentido, ha remarcado que la Comunidad Autónoma Vasca ha iniciado “el camino de la recuperación de la actividad, de forma planificada y primando la seguridad”. Sin embargo, ha precisado que “la recuperación plena de la normalidad política e institucional requiere celebrar las elecciones pendientes”.

A su juicio, son tres los elementos que deben primar a la hora de adoptar esta decisión, la primera de ellas la de garantizar las condiciones de control de la enfermedad, capacidad del sistema de salud y recuperación de la actividad social y económica.

También cree necesario que se garanticen los servicios públicos de carácter autonómico y estatal que permitan el acceso a toda la sociedad a su derecho al voto, así como un plan de seguridad y protección de la campaña y la jornada electoral para toda la ciudadanía y para las personas que trabajan en el dispositivo electoral.

“Las elecciones en Euskadi siempre deberán contar con garantías sanitarias y democráticas. Por todo ello, insisto, nuestra responsabilidad es hablar, contrastar información objetiva y tratar de llegar a un acuerdo con el máximo consenso posible”, ha subrayado.

Iñigo Urkullu ha recordado que la próxima semana el Comité Asesor que le asiste como director único del Plan de Protección Civil de Euskadi (LABI), en el que están presentes todas las instituciones vascas y el delegado del Gobierno en Euskadi, analizará la Declaración de emergencia sanitaria y la mesa de partidos del día 14 abordará la cuestión de la convocatoria de elecciones vascas. “Contamos con información y tiempo suficiente como para adoptar la mejor decisión”, ha precisado.

LLEGAR A BUEN PUERTO

Por ello, ha reiterado que es “indispensable” mantener el compromiso social, individual y colectivo “para que el esfuerzo realizado llegue a buen puerto”. “Tenemos que mantener las reglas básicas de la prevención”, ha apuntado.

Urkullu ha emplazado a seguir los ‘hábitos LAUD’: limpieza de manos, higiene y desinfección; las agrupaciones restringidas; el uso de mascarillas en relaciones de cercanía y espacios cerrados; y la distancia de dos metros.

Adicionalmente, ha subrayado la idea de que es “fundamental ser extremadamente riguroso en las medidas de higiene y aislamiento, tanto quienes se hayan visto infectados como quienes deben mantenerse en cuarentena”.

“Esta es una de las claves del éxito del reto que tenemos por delante. Hemos publicado un folleto explicativo con todas las recomendaciones que acompañaremos a la distribución de mascarillas, a través de Eudel. Hemos de ser extremadamente rigurosos en el cumplimiento de todas las recomendaciones. Apelo a la conciencia individual y colectiva. Nos encontramos en disposición de afrontar este reto con una nueva esperanza”, ha animado.

Tras apuntar que, en todo caso, es realista y conoce “de primera mano los graves problemas” que se han atravesado y “las profundas dificultades sociales y económicas” a las que habrá que hacer “frente en el futuro inmediato”, ha querido poner el acento “en la esperanza”.

“No es sólo una actitud de espera pasiva, es una espera activa, centrada en crear las condiciones para que las cosas mejoren.Observo este espíritu en la inmensa mayoría de la sociedad. Lo hemos demostrado estos meses”, ha indicado.

Por ello, ha reiterado que se va a necesitar “mantener esa misma actitud a lo largo de los próximos meses”. “Toda la sociedad en clave ‘auzolana (bien común)’. Esperando lo mejor y favoreciendo las condiciones para que lo mejor suceda”, ha apuntado.

Después de comenzar con un recuerdo a los fallecidos y a sus familias, que querido terminar con un agradecimiento a la contribución de profesionales de todas las áreas de la salud, la salud social y los servicios esenciales. También ha concluido con un mensaje de “compromiso y esperanza” a toda la sociedad vasca.