domingo, 25 julio 2021 04:54

El juez del caso Villarejo vuelve a citar al empresario Juan Muñoz el 18 de mayo como imputado

El juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón, que investiga el caso Tándem por la presunta actividad delictiva del comisario jubilado en prisión José Manuel Villarejo, ha citado en calidad de investigados el próximo día 18 a los empresarios Juan y Fernando Muñoz, que están imputados en la pieza denominada “Pintor” de este procedimiento por un encargo que ambos habrían realizado al entonces policía en activo.

Se les acusa de supuestos delitos de revelación de secretos, encubrimiento y extorsión y esta sería la segunda ocasión que acuden a la Audiencia Nacional, pues ya lo hicieron e igualmente en calidad de imputados el 2 de agosto de 2018.

Varios abogados personados en esta pieza han solicitado la suspensión de las citaciones por dificultad que entraña ahora su desplazamiento a Madrid y por el riesgo que supone la pandemia por Covid-19, por lo que no se descarta que se produzca un aplazamiento según han apuntado fuentes jurídicas.

La providencia de citación, a la que ha tenido acceso Europa Press, incluye la comparecencia de otras tres personas relacionadas con este asunto, en el que se investiga el encargo de los Muñoz a Villarejo para conseguir que el ex juez Francisco Javier de Urquía, ejerciendo ya como abogado, convenciese a uno de sus clientes de que firmase un determinado acuerdo con ellos.

Para ello Villarejo se habría valido de un vídeo de contenido sexual que grabó en su día al entonces juez en Marbella en connivencia con el traficante de armas Monzer Al Kassar, y que ofreció a los empresarios a cambio de precio asegurando que era obra del CNI.

Según los audios que obran en la causa, Juan Muñoz pidió a Villarejo en febrero de 2017 consejo sobre “cómo debilitar” al abogado y éste le ofreció la posibilidad de utilizar un vídeo en el que “el CNI le grabó farlopeando” durante su etapa como juez en Marbella y que podía “localizar”.

Los hermanos Muñoz ya declararon en esta causa en agosto de 2018, tras destaparse el escándalo, y en dicha ocasión el entonces instructor del caso, Diego de Egea, acordó comparecencias mensuales para Fernando si bien no impuso medida alguna para Juan. Este extremo fue corregido dos meses mas tarde la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, que impuso a Juan Muñoz comparecencias quincenales en el juzgado más cercano a su domicilio, además de prohibirle salir de España sin autorización judicial.

DETECTIVES Y POLICÍA CITADOS

Además de a los Muñoz, para el mismo día 18 de mayo el juez ha citado a otras dos personas y un día después al también imputado en este caso y socio de Villarejo Rafael Redondo. Las dos primeras son la detective privada Elisa Gabán y el miembro del Cuerpo Nacional de Policía José Manuel González Escobar, que habría colaborado en el vídeo captado a Urquía aprovechando una baja por enfermedad según documentos que obran en la causa

Ambos también declararon en su día en la Audiencia Nacional junto a un exmilitar y un exescolta implicados en el caso y reconocieron la realización del encargo del vídeo al exjuez por parte de Villarejo, que se pagó con 20.000 euros. El vídeo fue grabado en 2017, cuando Urquía ya había sido apartado de la Carrera Judicial por aceptar dinero de uno de los investigados de la ‘Operación Malaya”.